30 nov. 2007

ASOCIACION PROFESIONAL DE BIBLIOTECOLOGOS y CIENCIAS AFINES

Con fecha 22 de Octubre del año 2007, mediante Decreto Nº 9132-G-07 obtiene su Personería Jurídica la Asociación Profesional de Bibliotecólogos y Ciencias Afines, en la provincia de Jujuy.

La Entidad tendrá por objeto:

Servir de enlace entre especialistas de información, instituciones y otras asociaciones profesionales que comparten metas similares en el desarrollo de los servicios bibliotecarios, de información, documentación y ciencias afines
Contribuir al mejoramiento profesional, cultural y personal de sus miembros
Contribuir al desarrollo de las bibliotecas, centros de documentación e información de las ciencias afines, mediante la realización de cursos y publicaciones especializadas en el campo.
Establecer estrechos vínculos de cooperación de los asociados entre sí, y de la Asociación, con otras que persigan objetivos compatibles
Fortalecer la Asociación mediante la captación de nuevos socios, así como el intercambio de información dinámico y efectivo con el uso de nuevas tecnologías.
Contribuir en la formulación de las políticas provinciales y nacionales relativas a la Formación de Usuarios, Comprensión Lectora, Manejo y Uso de la Información desde las bibliotecas.
Velar por el cumplimiento de la legislación y el desarrollo de los servicios bibliotecarios y proponer nuevas normas o modificaciones a las existentes.
Desarrollar y patrocinar programas de investigación en Bibliotecología y Ciencias Afines.
COMISION DIRECTIVA DE LA ENTIDAD

Cargos Nombre(s) y Apellido(s)
Presidente Vitalio Vichal Aguayo Riffo
Vicepresidente Blanca Gladis Chávez
Secretario Carmen Rosa Guarachi
Prosecretario Luis Darío Ramos
Tesorero Lorena Ivone Tessino
Protesorero Inés Máxima Estrada
Vocal 1º Ricardo del Milagro Vargas
Vocal 2º María Lidia Portal

Queremos destacar que La Asociación Profesional de Bibliotecólogos y Ciencias Afines conformada por profesionales universitarios y no universitarios de educación Superior, excluirá de todos sus actos, las cuestiones políticas, religiosas y raciales y se establecen las siguientes categorías de Asociados: activos, cadetes, vitalicios, protectores, honorarios y participantes.

Las acciones que va a realizar la Entidad en el año 2008 son las siguientes:

Postítulo para Técnicos Superiores.
Cursos de Capacitación con puntaje.
Cursos de Actualización.
Cursos para Educandos Primarios y Secundarios de Formación de Usuarios, Comprensión Lectora, Manejo y Uso de la Información desde las bibliotecas.
Convenios y Acuerdos.
Congresos y Jornadas.
Otros.
La Comisión Directiva de la Asociación Profesional de Bibliotecólogos y Ciencias Afines, agradece especialmente a: (1) Diputada Provincial, Señora Pilar Bermúdez por ser la autora del proyecto del ley para los cargos de los bibliotecarios en los tres niveles educativos y que gracias a su gestión la Cámara de Diputados de nuestra provincia la sanciona con fuerza de Ley Nº 5528 el 12 de Octubre de 2006; (2) Al Señor Gobernador de la Provincia, que con fecha 03 de Noviembre de 2006 Promulga la Ley Nº 5528 y con fecha 13 de Noviembre de 2006 es publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Jujuy, y (3) Al Ministerio de Educación por los cargos de Bibliotecarios que fueron creados y ocupados por Profesionales de la Bibliotecología, respetando la normativa vigente.

Para consultas pueden dirigirse a la calle San Martín Nº 855 de esta ciudad en el Horario de 19 a 21 Horas.

29 nov. 2007

La biblioteca escolar; un espacio literario de motivación e imaginación (Rodríguez, Gabriela)

Les alcanzo esta colaboración de Gabriela Rodríguez, una colega argentina. Que la disfruten!!!
(Diana Rodriguez)

"El paso del niño por la Escuela tiene un papel muy importante, porque permite el desarrollo socio - afectivo, moral y físico, necesario para lograr su autonomía como sujeto deseante y pensante ...
Dentro de las instituciones escolares, tenemos diferentes espacios donde el alumno puede construir sus conocimientos, uno de ellos es la Biblioteca Escolar. Debemos reconocer que en la actualidad y por el desarrollo de las nuevas tecnologías, la función y el rol del Bibliotecario han cambiado.Con la llegada de la postmodernidad y el vacío que deja la modernidad, las nuevas teorías en Educación, nos dicen que las tecnologías informáticas nos abrirán las puertas de acceso al conocimiento. Esto no significa que el Docente Bibliotecario, desconozca o descarte dichas tecnologías, sino que debe tener un buen manejo de las mismas, con el fin de acercárselas al lector como un apoyo del material bibliográfico, es decir, sosteniendo que siempre la base de la información debe estar en el libro como unidad esencial del conocimiento, fortaleciendo la relación lector-libro.Para que esta relación se dé en forma satisfactoria, el Niño debe cimentar sus conocimientos dentro de un ambiente cálido y adecuado, en el que se sienta cómodo, pudiendo avanzar en la construcción de su inteligencia y que, al ingresar a la Biblioteca, encuentre un clima cordial en el que pueda interactuar, imaginar, inventar historias, desarrollar experiencias, etc.Deben darse dos condiciones necesarias para la creación de este ámbito· Un espacio físico conveniente para que los alumnos asistan a la biblioteca, con mobiliario y dimensiones que posibiliten el fácil acceso del lector al material bibliográfico y tener la posibilidad de elegir dentro de la colección de volúmenes el que más le atrae.· Contar con un Bibliotecario cuya función sea, la de aplicar todos sus conocimientos, crear una atmósfera de trabajo, un clima de calidez en el que el lector se sienta asesorado y contenido en todo momento, frente a las inquietudes que se le presentan ante el contacto con el libro.-Dadas estas condiciones; el lector sentirá la necesidad de asistir a la biblioteca, ya que en ella podrá recrear su imaginaciónPuesto que no existen fórmulas mágicas para crear en el otro el gusto por la lectura, el Bibliotecario puede y debe favorecer el ámbito donde esto se desarrolla, transmitiendo el entusiasmo y su experiencia personal como lector; despertando así la curiosidad en los niños.Esta labor, se irá logrando con el tiempo, año tras año, incentivando a los lectores para que se acerquen a la Biblioteca, teniendo en cuenta sus gustos e ideales y utilizando distintas estrategias de promoción de la lectura como son los talleres literarios, el club de narradores, carteleras de información y la feria del libro.De esta manera la Biblioteca Escolar contribuirá a que el niño construya su propio conocimiento y se desarrolle como un ser humano autónomo y crítico, fomentando en él el enriquecimiento de la comunicación oral y escrita.Es por ello que consideramos que la Biblioteca Escolar, es el ámbito ideal para promover acciones que lleven a la formación de lectores autónomos desde el inicio de la Educación Primaria Básica, brindando apoyo a todos los que concurren a la Escuela, tanto en las necesidades pedagógicas como en las afectivas.Por lo tanto, la lectura se puede vincular siempre a nuestro mundo personal para ampliarlo y enriquecerlo, siempre y cuando lo que leamos lo hagamos por placer y sea lo que realmente tengamos ganas de leer".

Gabriela Rodriguez
Bibliotecaria
Escuela Nº 21
ESB Nº 61
La Plata
(Buenos Aires, Argentina)

SEGUNDO TALLER de JUEGO Y EDUCACIÓN POPULAR

1 y 8 Diciembre
9:00 a 13:30
SEGUNDO TALLER de
J UE GO
y
ED UC AC IÓ N
P OP ULA R
Av. Calchaquí Km 23,5
Altura 5800 Ex Laboratorios YPF
(Sector Universitario) a 4 cuadras del Cruce de Varela

En este Taller Leonardo Burgos y Ezequiel Gancedo nos proponen una forma novedosa de vincularnos e interactuar con diversas personas, con el fin de desarrollar una práctica común que nos permita modificar nuestra realidad cotidiana. A este fin, el TALLER estará orientado a educadores, estudiantes, maestros, voluntarios, agentes pastorales y animadores socioculturales y a todo tipo de persona preocupada y dispuesta a experimentar, a través de diversas actividades lúdicas, nuevas formas de vincularse con la realidad.
Escuela de Educadores Populares
"La Realidad"
Es necesario inscripción previa:
info@larealidad. org.ar

CEDEPO: 4256-2812 ; cedepo@cedepo. org.ar
UNQ dcarceglia@unq.edu.ar ;
daniel@larealidad.org.ar
Cel: 15-5829-5201

26 nov. 2007

La Biblioteca Pública un Ambito para las Prácticas Bibliotecológicas


A más de las actividades propias de la Biblioteca Pública Municipal de fomento de la lectura y formación, sumado a las diversas actividades culturales que la mencionada dependencia viene ofreciendo a los vecinos de Campana y que se han craracterizado por estar auspiciadas todas ellas por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Campana de la cual la Biblioteca depende directamente, han sido libres y gratuitas, abiertas a todos los interesados, y con una gran aceptación del público campenense.

Pero no se agotan allí las actividades de la mencionada institución. En esta oportunidad también la Biblioteca se ha constituído en espacio para la práctica para las alumnas de la tecnicatura en bibliotecología, carrera que se cursa en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N° 15 de nuestra ciudad. Dirigidas por el responsable de la cátedra el Prof. Marcel Bertolessi y por la Jefa de Area de Biblioteca Prof. Andrea Alejandro junto al Sr. César Leiva, bibliotecario, las Sras. Graciela Loillet, Norma Torres, Mercedes Torres Mársico y Deborah Reynaga alumnas de la tecnicatura, pudieron experimentar el trabajo técnico en la Biblioteca, participar de jornadas de trabajo que permitieron familiarizarse con la actividad propia de clasificación y catalogación de libros, atención al público y funcionamiento interno de la misma.
La Biblioteca, una de las más antiguas y completas de la región, que acaba de cumplir apenas noventa y seis años de vida sigue desarrollando una política de puertas abiertas y con una intensa agenda de actividades culturales.

Fuente: http://www.laautenticadefensa.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=50180

El Copyright en blanco y negro (y gris)

Lawrence Liang
Rebelión
En los últimos años el copyright ha dejado de ser un asunto legal de carácter técnico y esotérico para convertirse en algo que afecta a músicos, diseñadores, artistas, estudiantes, autores, consumidores y a cualquiera implicado en cualquier forma de producción cultural en general. Cada día leemos historias sobre los derechos de autor en los periódicos y en nuestros correos electrónicos, y en los próximos años jugarán un papel importante a la hora de determinar cómo concebimos la creación intelectual: si lo haremos exclusivamente en términos de propiedad o bien en términos de colaboración. Se trata de un tema en el que los creadores de contenidos tienen mucho en juego y, desde luego, demasiado importante como para dejárselo a los abogados.

Pero, hey, ¿qué tienen de malo las leyes de protección de los derechos de autor y por qué deberíamos empezar a pensar en una alternativa? Después de todo, ¿no existe el sistema de derechos de autor para proteger a los creadores y proporcionarles un incentivo para producir más obras? Aunque el propósito inicial de los derechos de autor fuera el de proporcionar un incentivo a los creadores, es importante no dejarse llevar por este mito del copyright. Consideremos, por ejemplo, los siguientes casos:

- Muchos creadores / autores raramente son los poseedores del copyright de sus obras. Normalmente éste se transfiere a la discográfica, la editorial o la persona que comisiona la obra de arte, etc. Incluso en los países en los que los derechos de autor son por ley no transferibles, muchos editores burlan esta regulación exigiendo al autor que firme un contrato que concede al editor la exclusividad en los derechos de distribución.

- Los músicos obtienen la mayor parte de sus ingresos de los conciertos, y no de los royalties por las ventas de sus discos. Como los programadores o los diseñadores, los músicos venden un "servicio".

- Y, por supuesto, el incentivo monetario no es la única razón por la que una persona decide involucrarse en la producción cultural. Además, una licencia de contenido abierto no impide al autor obtener dinero de su trabajo.

El copyright empezó como un sistema que equilibrara la libre circulación de las obras en el dominio público (a partir del cual los otros creadores podrían construir sus obras) con un sistema de incentivos para que los creadores pudieran seguir produciendo. Se permitía (y se permite), por ejemplo, la existencia de bibliotecas públicas como una alternativa no comercial a los otros canales de distribución cultural. Con el tiempo, este equilibrio se ha inclinado drásticamente a favor de los propietarios de contenido, como son las grandes editoriales, los conglomerados de medios de comunicación, etc. De hecho, los derechos de autor se usan a menudo como una herramienta con la que impedir o frenar la creatividad, de modo que el alejamiento del actual sistema de derechos de autor es una prioridad a la hora de redefinir el interés público, y el de los artistas y los creadores.

Los derechos de autor son, desde la perspectiva histórica y cultural, un concepto reciente y de ningún modo universal. Las leyes de protección de los derechos de autor se originaron en las sociedades occidentales del siglo dieciocho. Durante el Renacimiento, los impresores de toda Europa imprimían libros populares sin obtener permiso o pagar royalties a los autores, y los derechos de autor se crearon como una manera de controlar a las imprentas. Con la aparición del concepto de genio artístico durante el Romanticismo, los derechos de autor se confundieron con la idea general de autoría o atribución artística. Antes de la institucionalización de las ideas de autoría y creación intelectual, copiar estaba visto incluso como un acto noble. Por ejemplo, se tiene constancia de que al terminar un libro Confucio dijo lo siguiente: "Al fin he terminado mi gran obra, y estoy orgulloso de poder decir que ni una sola idea en ella es mía". Tradicionalmente, el copyright ha tenido muy poca relevancia en la práctica cultural y artística, excepto en el terreno de la impresión comercial. Algunos ejemplos:

- La autoría, la originalidad y el copyright son de muy poca o ninguna relevancia en todas las formas tradicionales de cultura popular a lo largo y ancho del globo. La mayor parte de las canciones y de los cuentos populares, por ejemplo, son creaciones colectivas y anónimas que forman parte del dominio público. Variaciones, modificaciones y traducciones son alentadas como parte de su tradición.

- Lo mismo puede decirse de muchas de las obras consideradas parte del canon de la alta cultura, elaboradas por autores no identificados o colectivos: la épica homérica, por ejemplo, o Las Mil y una Noches fueron difundidas en narraciones orales sin que ninguna versión "original" escrita existiera previamente. La filología actual cree que Las Mil y una Noches derivan de fuentes persas que, a su vez, fueron traducidas de obras indias. En el prefacio del Quijote, Cervantes asegura falsamente que su novela está basada en una fuente árabe. Las obras literarias trataban de entrar en el canon no inventando nuevas historias, sino rescribiendo las existentes, como ocurre con las muchas adaptaciones de Fausto, desde Christopher Marlowe a Johann Wolfgang Goethe, Fernando Pessoa, Alfred Jarry, Thomas Mann y Michel Butor.

- Hasta el siglo XX y la aparición de la industria discográfica, los derechos de autor no tuvieron ningún papel relevante en la producción musical. Las composiciones eran libremente adaptadas y copiadas por un compositor de otro. El Concierto en D mayor BWV972 de Bach, por ejemplo, es una simple re-orquestación del noveno movimiento de L'Estro Armonica de Vivaldi. Incluso en el más cercano siglo diecinueve, Beethoven no tuvo que pagar ninguna licencia por escribir las Variaciones Diabelli, 83 variaciones de un vals escrito por el compositor austriaco Anton Diabelli. Y puede decirse que toda la música blues es, de hecho, la variación de una sola canción, el esquema armónico de doce compases.

- Tampoco el copyright fue un aspecto central en las artes visuales hasta recientemente, La pintura del Renacimiento y el Barroco son hasta cierto punto resultado del trabajo en talleres en los que se reciclaban motivos pictóricos emblemáticos y convencionales. Rubens y Rembrandt fueron los más prominentes representantes del método de trabajo en taller, y la atribución intelectual de su trabajo permanece aún sin aclarar en muchas de sus obras. La única razón por la que conocemos El Juicio de Paris de Rafael (una de las obras más influyentes en toda la historia del arte europeo) es porque Ravenna hizo una copia de una impresión que Raimondi hizo del cuadro, ya que la pintura original se había perdido. Manet tomó un segmento de este cuadro y lo transformó en su Desayuno en la hierba, y Picasso, a partir del cuadro de Manet, creó otra versión. En 1921, Kurt Schwitters acuñó el término dadaísta MERZ a partir del logotipo del banco alemán Commerzbank, que había usado previamente en un collage. Los artistas contemporáneos que hacen lo equivalente en Internet se arriesgan a ser demandados por infracción de las leyes de protección de los derechos de autor.

Después, con el capitalismo globalizado, el control del copyright de las obras se concentró en las grandes corporaciones de medios de comunicación en lugar de los autores y artistas. Incluso cuando Internet y los medios digitales han hecho obsoleta toda distinción entre original y copia, los cambios legales han tratado de mantenerla artificialmente. Incluso cuando los ordenadores personales y Internet han acercado las distancias que impedían a los consumidores convertirse en productores culturales, y a los aparatos receptores funcionar como emisores al mismo tiempo (por citar las críticas a los medios de comunicación de Bertolt Brecht y Hans Magnus Enzensberger en los años 30 y 70 respectivamente), el copyright aparece como una herramienta para disuadir la creatividad más que para incentivarla. Como resultado de todo esto, las leyes de protección de los derechos de autor han sido transformadas de su propósito original de regular la industria editorial, al de regular a los compradores, artistas y público. Dos ejemplos de lo que hablamos los encontramos en el incremento de la duración del copyright (de los catorce años iniciales a los noventa años de protección actuales) y en su alcance (el copyright se ha extendido a nuevas áreas que inicialmente no cubría, como el software), pero hay más:

- La Walt Disney Corporation ha construido su emporio a partir de cuentos populares como Blancanieves o Sinbad, sacándolos del dominio público y convirtiéndolos en propiedad de la compañía mediante películas y merchandising. Hoy la compañía es uno de los más poderosos integrantes del lobby de presión para una restricción drástica de los derechos de autor en los medios digitales.

- El caso del artista gráfico Kieron Dwyer nos enseña que le hubiera pasado a Kurt Schwitters si se hubiera apropiado del logotipo del banco en nuestros días. Un año después de que Dwyer hubiera hecho comics, camisetas y pegatinas con su versión del logotipo de Starbucks, la compañía le demandó. Cuando se cerró el caso, a Dwyer se le permitió seguir utilizando su logotipo, pero solo en una serie de circunstancias extremadamente limitadas. No más comics, camisetas o pegatinas: Kieron Dwyer puede colgar la imagen en Internet, pero no en su página personal, ni poner un enlace desde su página a otra que muestre la parodia. (Fuente: http://illegal-art.com/)

Texto completo en:http://www.rebelion.org/noticia.php?id=58649

19 nov. 2007

NUEVOS RETOS PROFESIONALES: VISIONES, DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

Quisiera comenzar con la mención de algunos puntos que a mi juicio son elementales para iniciar un diálogo, diálogo que nos sitúe en un escenario común para luego, a partir de una visión personal, abordar y construir de manera colectiva, una visión de conjunto con propuestas concretas de acción.

En primer término, existe consenso que la sociedad de la información que nos cobija experimenta una permanente saturación de información que, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, presenta un problema. Esto reviste mayor importancia si estamos conscientes que la información es considerada en la actualidad como el principal insumo y producto de la economía, sin embargo, ésta no es en absoluto una nueva realidad dado que desde hace algún tiempo esta ha sido una sostenida ventaja, oportunidad para nuestro gremio.

De acuerdo a algunos analistas, así como el desarrollo y subdesarrollo más allá de ser la resultante de la disponibilidad de recursos es el resultado de un estado, una concepción mental, lo que es reafirmado al observar a algunos países que han ligado su desarrollo al manejo que han sabido hacer de la información, vista como un recurso manejable, transable. Estos países se han constituido como proveedores de tan elemental capital generándose casi de manera natural una brecha, brecha ya no sólo digital, y con ésta surgen los analfabetos de la información. Esto nuevamente, tampoco es un hecho de aparición reciente.

Texto completo en: http://www.utem.cl/convergencia/CCuevas.doc

5 nov. 2007

Stalin en la biblioteca


Nicolás González Varela
Mosca Cojonera


¿Es necesario vigilar las lecturas de los dictadores? Habitualmente se les exige no confesarlas. Esto es en cierto sentido perjudicial, pues el conocimiento primero de que leen y en segundo lugar qué es lo que leen facilitaría a menudo explicarnos lo que dicen y hacen. A veces un capricho sorprendente, un guiño en un discurso, un dejo retórico conocido, un acento ideológico nos hace sospechar que, sin prevenir, está retomando la palabra de otro. Al ser transpuesta, transmutada, la lectura se convierte en un eco quebrado, en un enigma indescifrable. El enigma de la fórmulas sólo puede despejarse si conocemos la materia de la piedra filosofal. Tenemos varios prejuicios a la hora de imaginarnos a los dictadores en pantuflas tomando un libro de la biblioteca y gozando de lectura profunda. El primero es que como mecanismo de reducción de la disonancia que se produce en nuestras mentes, es mejor engañarnos y sostener que los dictadores más déspotas, totalitarios y sangrientos son incultos o ágrafos. Nos da la tranquilidad bienpensante que las dictaduras son abortos antinaturales de la sociedad, desviaciones históricas o dérapages aberrantes. En segundo lugar para nuestra ideología humanista occidental es impensable que un dictador (o cualquier asesino político de masas) sea una persona culta y erudita: como en el caso de los nazis tendemos a creer que la alta cultura es un antídoto absoluto contra la barbarie. Los monstruos no leen. En realidad una hipoteca no reconocida del iluminismo tardío. La barbarie repudia la cultura y viceversa. Pero nada es más falso. No podemos creer que Hitler era un gran lector, que devoraba de niño las novelas de aventuras de Karl May “a la luz de una vela”, que a los quince años escribía obras de teatro, que era considerado por sus vecinos una rata de biblioteca o que su único equipaje al llegar a Viena eran cuatro cajas llenas de libros. Un amigo íntimo de Hitler de aquella época romántica, August Kubizek, no podía imaginar a su amigo sin libros: “Los libros eran su mundo”. Hitler había sido socio de tres bibliotecas en su Linz natal (pagando una suscripción bastante alta para la época) y era usuario habitual en la impresionante Hofbibliothek de Viena. En su habitación de Stumpergasse 29, segundo piso, puerta 17 los libros se acumulaban por el piso en filas verticales. Era un asiduo lector de Schopenhauer y, por supuesto, Nietzsche. La hermana de Hitler, Paula, recordaba que siempre le recomendaba libros y que incluso le había enviado un ejemplar del Quijote de la Mancha. En “Mein Kampf” confesaba “he procurado leer de la forma correcta desde mi primera juventud y me he visto felizmente apoyado en esta conducta por mi memoria e inteligencia”. Mussolini, debajo de su disfraz de tosco italiano arquetípico, latía un lector voraz y un intelectual erudito. “Il Duce” había sido líder juvenil socialista (admirado por Gramsci), ex director del principal diario del Partido Socialista Italiano “Avanti!”, gran lector de Marx (“el más grande de los teóricos socialistas”), de Lasalle y Labriola, de los socialistas franceses neojacobinos como Jaurés y Guesde, la nueva sociología de Michels y Pareto, Schopenhauer, Nietzsche, Bergson, anarquistas como Faure y Sorel, además del nuevo marxismo crítico de Rosa Luxemburg. ¿Y Stalin?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...