14 ene. 2009

Mafalda, el Yo-yo de Felipe y el ego del blogger


Todos los bloggers tenemos algo de Felipe, queramos o no, sólo que es mejor no dejarlo relucir tan seguido.

El cartel del escritorio


En cuestiones de cómo llevar el orden propio hay miles de fórmulas y modos. Algunos están cerca de la obsesión. Otros son más lógicos. Fernando Peña.


¿Por qué será que algunos somos ordenados y otros no? o ¿por qué será que cada uno de nosotros tiene su propio orden o su propia forma de ordenar? Siempre me quedó en la memoria el famoso cartel que todos conocemos, ese que dice: "Esto es un quilombo pero con orden". Lo vi por primera vez en los años 70, creo en el escritorio de un amigo de mi padre que tenía una financiera… ¡El colmo! A partir de ese momento, empecé a notar los pequeños y particulares órdenes que tiene la gente. También me causa gracia cuando las personas dicen que tienen que ver todo ordenado afuera para que se le ordene la cabeza o porque tienen la cabeza hecha un tomate. ¿Es así o al revés? Me refiero a que a lo mejor la cabeza está perfectamente ordenada y realmente de tan ordenada y prolija la sabiola no tolera ni el más mínimo desorden externo. Más allá de que todos somos unos enfermos hijos de puta, llenos de manías e inseguridades incombatibles muchas veces válidas y justificadas y otras veces al pedo, es entendible que persigamos el orden ya sea en forma de desorden o de orden. Digo esto porque hay muchísima gente que realmente entra en la categoría de lo que dice el cartel, esto es, se ordenan en el quilombo o encuentran su equilibrio en el caos.

Existen varias categorías, rubros y formas de clasificar a la gente según lo que ordenan, cómo lo ordenan y cómo esto les afecta en el marote; cómo los trula y cómo puede llegar a volverlos locos o en algunos casos hasta se les puede llegar a cagar el día. Hay una diferencia entre ordenar y clasificar. Por ejemplo, yo ordeno pero por grupo, fotos con fotos, recibos con recibos, ropa con ropa, etc. No tolero clasificar, no lo aguanto, me angustia; me produce todo lo contrario de lo que le produce a mi amigo Scott, él necesita ver todo ordenado y clasificado pero (y aquí viene lo loco) solamente en su computadora, en su oficina virtual, no en su vida concreta en triple dimensión.

He visto casos de gente que ordena la ropa por colores y lo que es peor por gamas, por tonos, y lo hacen de más claro a más oscuro o viceversa. Eso ya es demasiado para mí. Entra ya en la categoría manías, pero cada uno se entiende como puede y busca el orden que su cabecita le ordena. Es difícil y no corresponde meterse en estos casos… Es muy personal. A mi hermano se le puede venir el mundo encima pero él tiene que tener sus zapatos im-pe-ca-bles. Mi madre era ordenadísima con su cartera y mi tía no soportaba tener desordenado el tercer cajón de la cocina, ese que tiene todo lo que no entra en los otros cajones y por lo general es una montaña de cucharones, ralladores, cuchillas, coladores, escarbadientes, destapadores, gomitas, pajitas y tapones de goma para que no se les salga el gas a las gaseosas.

Están también los que tienen los lugares sagrados. Víctor, un vecino, no concebía el cuartito de herramientas si no era un quirófano. Hay gente a la que le pasa eso con el botiquín del baño, a otros con la heladera, a otros con la mesa de luz. Otros son ordenadísimos con las cosas que les dan placer como los discos o los libros y otros por el contrario son extremadamente ordenados con lo que no les causa ningún placer, por ejemplo el papelerío. Un amigo es ordenadísimo con los billetes, cara con cara, color con color y todos de menor a mayor.

En cuestiones de cómo llevar el orden propio hay miles de fórmulas y modos. Algunos están cerca de la obsesión y de la manía y otros son más lógicos. El tipo más desordenado que vi en mi vida es un famoso pintor amigo, al que no voy a nombrar. Sin embargo, existe un orden bellísimo, espontáneo y armónico en sus pinturas.

Aun cuando las personas no son ordenadas o cuando las organizaciones o estructuras están en desorden, existe un orden natural, universal que nos lleva a todos y a todas las cosas tarde o temprano a un orden automático, vertical y justo. Tal vez por eso ese cartel…

5 ene. 2009

Caminos de formación para bibliotecarios


La formación de los bibliotecarios en Alemania se da a través de distintos caminos. En vista de las diferentes tareas realizadas en las bibliotecas - desde el servicio de préstamo en el mostrador, la creación e indexación del acervo hasta la promoción de fondos económicos adicionales - la formación de bibliotecarios en Alemania se da a través de múltiples y distintos caminos.


Cuando en la novela de Umberto Eco El nombre de la rosa Benno de Upsala es nombrado como nuevo ayudante del bibliotecario, el abad describe las futuras labores de Benno de la manera siguiente: "Ocúpate de que se abra el scriptorium y vigila que nadie suba a la biblioteca. […] Todos trabajan únicamente en el libro que tienen sobre su mesa. Quien quiera, puede consultar el catálogo, pero no más."

Afortunadamente, hace mucho que pasaron a la historia los tiempos en los que la tarea de los bibliotecarios y sus ayudantes consistía en vigilar con ojos de lince el acceso al conocimiento. En la moderna sociedad de la información y del conocimiento a los bibliotecarios les esperan las más diversas tareas. Su formación se lleva a cabo en tres niveles del servicio público. Por servicio público se entienden las labores ejecutadas en calidad de empleado o funcionario para la federación, para uno de los estados federados o para un municipio. A cada uno de estos tres niveles a los que los bibliotecarios pueden acceder –el servicio "medio", el "elevado" y el "superior"– les están asignadas clasificaciones de sueldo específicas.


De manera simplificada, las diferentes trayectorias profesionales pueden describirse así: la carrera técnica prepara a los empleados especializados en servicios de medios y de información; de las escuelas superiores especializadas egresan los bibliotecarios diplomados, en tanto que los estudios realizados en universidades, complementados posteriormente con una preparación teórica-práctica de dos años o sea la carrera del Master en Biblioteconomía y Ciencias de la Información son indispensables para obtener un puesto en el servicio elevado.

De la adquisición al servicio telefónico: empleados especializados en servicios de medios e información


Los empleados especializados en servicios de medios e información (FAMI, por sus siglas en alemán) trabajan en las áreas de archivo, biblioteca, información, documentación, banco de datos de imágenes y documentación médica. Esta todavía muy joven profesión sustituyó en 1998 al asistente de biblioteca.


Esta carrera técnica con duración de tres años, que por lo general se cursa después de haber concluido la secundaria, se da en un sistema dual, es decir, que existen una parte teórica y una práctica. La parte teórica se imparte, por lo general, en la propia escuela; la parte práctica se desarrolla en una empresa, por ejemplo, en una biblioteca.


Los nuevos medios abarcan una gran parte de esta carrera técnica, de modo que los FAMIs cuentan con la mejor instrucción en cuanto al manejo de internet, bancos de datos y ofertas multimedia.


Después de haber concluido con los estudios, realizan su trabajo en muchas áreas de las bibliotecas públicas y científicas: adquieren libros, revistas y otros medios, los sistematizan en catálogos, se hacen cargo de las labores relacionadas con el préstamo, asesoran a los clientes y realizan pequeñas investigaciones para ellos.


De este modo, las bibliotecas alemanas cuentan ya en el primer nivel –el servicio "medio"– con personal bien calificado, mientras que en muchos países se trabaja en estas áreas con auxiliares que no cuentan con una formación especial.


De la exploración temática a las funciones directivas: los bibliotecarios en el servicio elevado

En el siguiente nivel –el "servicio elevado"– trabajan los bibliotecarios diplomados, quienes debieron cursar estudios con duración de cuatro años en una escuela superior especializada. En la actualidad, las carreras ofrecidas en estos centros de estudios llevan nombres como Gestión de Bibliotecas e Información, Gestión de Bibliotecas y Medios o Gestión de la Información y el Conocimiento.

En el transcurso del Proceso-Bologna las anteriores carreras de diplomas serán transformadas para que concluyan, después de tres años, con el título de Bachelor y Master. Las prácticas serán parte integral de las mismas.

Los bibliotecarios con una carrera especializada, a diferencia de los FAMIs, son responsables de la catalogación más compleja. Cada vez se les está integrando más a la exploración temática y –sobre todo en las bibliotecas públicas– son ellos quienes toman las decisiones en cuanto al material que se debe adquirir. Pero el área específica de los bibliotecarios especializados es el área de información.


Para ello disponen de un conocimiento bien fundado sobre diferentes bases de datos, en los que llevan a cabo amplias investigaciones para los usuarios de la biblioteca. En parte, ellos mismos trabajan, en la elaboración de bancos de datos de acuerdo a las normas. En algunas bibliotecas públicas de ciudades pequeñas y medias, los bibliotecarios diplomados también tienen puestos directivos.


De la formación de los acervos a la gestión: los bibliotecarios en el servicio elevado


Bibliotecarios en el servicio superior por lo general cursaron una carrera especializada en una universidad y posteriormente tuvieron una preparación teórica- práctica por dos años. En su calidad de especialistas, casi siempre son responsables de la estructuración del contenido de bibliotecas científicas, en el área que estudiaron: por ejemplo, ciencias naturales, economía, historia, etc. Forma parte de ese trabajo la formación de los acervos, que realizan bajo su propia responsabilidad, así como su catalogación científica.

La preparación para el servicio elevado se considera como un estudio de posgrado en el que los bibliotecarios adquieren conocimientos sobre las tecnologías actuales más recientes, y se enteran de lo que a nivel internacional actual se considera como ejemplar. Además se les prepara para tareas de gestión lo que, por ejemplo, podrán adoptar como directores de bibliotecas.
Para este modelo de formación existe desde hace poco una alternativa en algunos estados federados.


En Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo, los titulados de la carrera Master en Biblioteconomía y Ciencia de la Información están facultados de entrar directamente al servicio elevado sin tener que hacer el servicio preparativo para funcionarios. Esta carrera de Master se ofrece también en la Universidad de Humboldt en Berlín, aún con la posibilidad de la promoción.


Proyecto: Introducción del Gestor para Servicios de Información y Medios

Las frecuentes discusiones actuales sobre la formación de bibliotecarios no sólo se deben a las Reformas del Proceso de Boloña. Se está proyectando también la introducción a una ampliación de los estudios bibliotecológicos como Gestión de Servicios en Medios e Información. Los gestores así formados se ubicarían entre los empleados especializados en servicios de medios y los bibliotecarios del servicio elevado.


De esta manera, el sistema educativo para bibliotecarios tendría otra diferenciación más que tomaría en cuenta el veloz desarrollo de la imagen profesional. Los bibliotecarios de hoy día - en oposición a las figuras medievales de Eco -, cuidan que el acceso a la información sea libre para todos en todos los niveles. Como Infobroker cuidan la democratización de la información.

Dagmar Giersberg Redactora y publicista en Bonn
Traducción: Claudia Cabrera Copyright: Goethe-Institut, Redacción Online
Septiembre 2007


Cuidar a las Bibliotecas del pescadito de plata


Por: Sandra Hinojosa


Estos insectos son capaces de devorar los libros almacenados en el recinto público.


Le dicen pescadito de plata, pero no hay que subestimarlo por su tierno nombre, porque en un descuido es capaz de acabar con el acervo de una biblioteca.


La Biblioteca Pública Rubén Miranda Villalba, como muchas otras, ha vivido el problema que ocasionan estos insectos de color plateado, que miden entre 1.2 y 2.5 centímetros de largo y cuyo nombre científico es Lepisma saccharina.


La encargada de la biblioteca, Marisela Hernández, comentó que algunos de los libros que llegan en donación tienen el pescadito de plata adentro, y si no se atiende a tiempo, acaban con ese material y con todo el que se encuentre cerca.


"Son insectos que se comen los libros. Empiezan con un hoyito en una hoja y se van a la que sigue y a la que sigue hasta que terminan con el libro", comentó Hernández.

Los Lepisma saccharina comen papel, cartón y madera blanda y representan una verdadera plaga difícil de eliminar, para la cual existen algunos tipos de insecticida.

En las casas, pueden encontrarse en las rendijas o paredes y suelen acabar con el tapiz.
Hernández sugirió a las personas que quieran hacer alguna donación de libros a la biblioteca que, de preferencia, los revisen antes de entregarlos.

De cualquier forma, cuando reciben las cajas en donación, el personal de la biblioteca revisa cuidadosamente cada ejemplar, para evitar que contengan el pescadito de plata.


Es necesario que los bibliotecarios se conviertan en agentes de cambio


Rubén Valdez


Existe la imperiosa necesidad de que las y los bibliotecarios asuman el compromiso de transformarse como un verdadero agente de cambio, es decir, debe lograr el reconocimiento social, exhortó el Coordinador Estatal de Bibliotecas, José Alfredo Sánchez Mendoza.


El funcionario público estatal dijo que también se debe mostrar su capacidad de ser una persona emprendedora, convertirse en un líder comprometido con la sociedad.


Actualmente las bibliotecas públicas deben ser consideradas y entendidas como vehículos de transformación social, es por ello, que constantemente al personal de las bibliotecas municipales se le exhorta a cumplir sus labores con calidad, eficacia, eficiencia y profesionalismo; pero sobre todo, inducir a las y los usuarios a los servicios que presta la institución, promoviendo la apertura de éstas hacia la comunidad y de esta forma, lograr que se considere a la biblioteca como una institución básica para el desarrollo sociocultural de la comunidad.


Recordemos que actualmente una de las metas propuestas por la actual administración gubernamental, es que todos nuestros centros bibliotecarios (229 en total) cuenten con acceso a la información por medio de las tecnologías digitales (servicio de Internet).


Así como también sean considerados como parte de espacios científicos y culturales.En otro tenor de ideas, Sánchez Mendoza, mencionó que es altamente satisfactorio que Zacatecas, sea uno de los cuatro Estados del país que cuenta con su propia Ley Estatal de Bibliotecas, misma que fue publicada en el 2006 y donde se contempla el Reglamento de Ley. Al ahondar más sobre este tema, señaló que este reglamento establece los derechos y obligaciones de las y los bibliotecarios.

Entrevista laboral: consejos para venderse en tiempos de crisis



Si en medio de esta crisis económica ya logró conseguir una entrevista de trabajo, asegúrese de no desperdiciarla o echarla a perder y recuerde que ese primer encuentro con el reclutador es clave para lograr que lo contraten.



Un artículo publicado por CNNexpansion.com destaca que existen muchos aspectos que se deben cuidar , como la vestimenta, la descripción de las fortalezas, las debilidades y los logros que se piensan obtener dentro de la empresa.

Fuente: http://ar.yahoo.com/

A continuación, el artículo de CNNexpansion.com reproduce algunas recomendaciones del portal de reclutamiento online Buemran que se deben tomar en cuenta:


Definir su mercado

Antes de pensar siquiera en buscar las entrevistas, determine las características de su futuro empleados para centrar su búsqueda. Para esto piense en cuál es su perfil y en qué ámbito su experiencia puede darle ventajas sobre los otros candidatos.

De seguimiento

La entrevista laboral no es más que el primer paso de un proceso que puede ser largo peor productivo si emplea la estrategia adecuada. Es importante que de seguimiento a la evolución del encuentro y la mejor opción es el mail que debe ser corto y preciso . ¡Puede ser su última oportunidad de venderse!

Vístase adecuadamente

Aunque el ambiente laboral es cada vez más relajado, no se justifica que se presente a la entrevista con jeans o zapatillas. Así que a menos de que vayas a trabajar para Google o Pixar, deje sus jeans rotos para mejor ocasión

Recuerde que la apariencia sigue pesando, y mucho. Olvide los atuendos arrugados, sucios, demasiado ajustados o sexys. Tampoco es adecuada la ropa demasiado holgada, minifaldas, piercings o los colores extravagantes. Opte por un atuendo sencillo pero elegante .

Cuide su aseo

La higiene es tanto o más importante que la ropa, recuerde que una imagen dice más que mil palabras. Lustre sus zapatos y pongáse siempre ropa limpia. Si va a usar un saco o sweater, fìjase que no le falte ningún botón.Cuide también el aseo de sus uñas, aunque sea mujer, no se aconseja tenerlas demasiado grandes, y si las tiene pintadas deben ser en tonos claros. Procure recoger el cabello y que no se le vaya la mano con el maquillaje y/o el perfume.

Muestre seguridad

El lenguaje corporal es fundamental para controlar cualquier situación. Salude al entrevistador con una sonrisa amplia y de un apretón de manos suave pero firme.

El contacto visual es fundamental , y transmite la sensación de que tanto usted como su mensaje son creíbles.

En la reunión, no se quede sentado con expresión ausente, pues corre el riesgo de parecer aburrido. Los movimientos, los gestos, la postura y las expresiones del rostro son una parte importante del desempeño general. Una sonrisa sincera envía un mensaje afable que da confianza.

Sea puntual

No existe ninguna excepción para esta regla. Muchos empleadores consideran que si llega tarde a la entrevista, lo hará con el trabajo. Pida indicaciones para llegar y estudie rutas alternas que le permitan acudir con un rango de tiempo considerable.


Use los nombres propios

En cuanto llegue, preséntese diciendo con quién tiene cita y a qué hora. Si la recepcionista tiene un cartelito con su nombre, salúdela por él. Cuando lo presenten ante el entrevistador o entrevistadores, use el/los nombres al saludar y también al despedirte. A la gente le encanta escuchar su nombre, así que asegúrese de recordarlo y usarlo sin exagerar.

Comunique sus fortalezas

La entrevista no es el momento para ser tímido o humilde, debe expresar confianza y demostrar que es el indicado para el puesto . Responda con detalle específicos y dígale al entrevistador objetivos concretos. También destaque sus debilidades como áreas de oportunidad. Finalmente, no se desespere, si lo hace, puede perjudicar sus posibilidades de ser contratado.

No mienta

Se trata de venderse, pero no con mentiras. Si sustenta tu contratación en datos falsos, tarde o temprano será alcanzado por el peso de tu propia mentira y quedará peor que antes. Recuerde que los reclutadores confirman todos y cada uno de los datos, así que es mejor evitarse la vergüenza de que lo llamen farsante.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...