28 nov. 2008

Internet, según la lengua con que se mire





En la Biblioteca de Babel imaginada por Borges, que contenía un ilimitado número de libros que combinaban de modo también ilimitado 25 signos, a los atribulados bibliotecarios podía sucederles que no reconocieran algunas de las lenguas en que estaban escritos.


Los bibliotecarios encontraban libros insensatos, donde los caracteres se agrupaban de cualquier modo y en cualquier orden; la repetición de las mismas tres letras a lo largo de cientos de páginas no puede pertenecer a ninguna lengua.


Pero también encontraban libros en dialectos, lenguas de regiones remotas o desaparecidas años atrás que ya nadie recordaba. Borges se privó de imaginar que los bibliotecarios no entendieran lenguas relativamente próximas por su historia o por la importancia que tienen en el mundo-biblioteca.


Precisamente lo que a Borges no se le ocurrió es lo que se puede imaginar que sucede en internet. Voy a dar un ejemplo. La palabra democracy arroja en Google un resultado de 69.300.000 menciones; la palabra democracia , de 13.200.000. O sea que las páginas en inglés quintuplican cómodamente las en español. Si busco la misma palabra en francés, encuentro siete millones de páginas; en portugués, cinco millones. Podría decir que con los trece millones de páginas en español me tiene que alcanzar.


Pero, antes de conformarme, quizá recuerde que la filosofía francesa desde el siglo XVIII hasta hoy consideró largamente el concepto de democracia; y quizá también se me ocurra que los políticos y pensadores brasileños son interesantes para pensar la democracia de manera comparativa. En ese momento, a lo mejor los trece millones de páginas en español dejan de alcanzarme. La duda agujereó mi certeza y daría cualquier cosa por estar en condiciones de leer una página en francés o en portugués. Si no leo esas lenguas siento como que me están ocultando algo y que justamente lo mejor quizá sea inaccesible. Internet tiene este poder: mostrar abiertamente aquello que alcanzo y aquello que me pierdo.


Una vez, una periodista inglesa me señaló que todos los argentinos creen que entienden el inglés, cuando a ella le parecía del todo evidente que no estaba tan generosamente distribuida la posibilidad ni de hablarlo, ni de leerlo ni, mucho menos, de entender lo que se dice cuando desaparecen los subtítulos de las películas o no se trata de una canción escuchada diez veces. Otra vez, un intelectual brasileño que, como la mayoría de los escritores y académicos del Brasil, hablaba castellano, me manifestó, con cuidadosa cortesía, la curiosidad que le causaba que yo no me esforzara en retribuir, con alguna frase dicha en portugués, la amabilidad de mis interlocutores paulistas. Me dio bastante vergüenza y tartamudeando quise explicarle que yo me atenía al castellano para no incurrir en el rústico portuñol de los turistas que llegan desde el sur a Florianópolis para pasar sus vacaciones.


Es cierto que la relativa pobreza en lenguas extranjeras, que parece acompañarnos desde que las elites dejaron de hablar francés y las capas medias creyeron que se arreglaban con un inglés que no conocían bien, tiende a disminuir entre los jóvenes (entre quienes, en cambio, no sé si aumenta la capacidad de lectura); es cierto que algunos responsables del sistema educativo declaran que la enseñanza de una lengua extranjera no es un adorno sino una destreza que, por razones de igualdad y justicia, deberá llegar a las escuelas monolingües donde van los más pobres.


También es cierto que, en la mayoría de los países europeos, se enseñan dos lenguas extranjeras en el secundario y, lo que es más importante aún, se las aprende. Pero volviendo a internet, si la actividad del navegante no se reduce a comadrear con los amigos que encuentra en las redes sociales y que podría encontrar en el barrio donde vive; si va más allá de las páginas de música, donde basta reconocer, como si se tratara de figuritas, los títulos de las canciones; si su actividad no se limita a la contemplación de su propio perfil en Facebook; en todos los demás casos, la Red no sólo le ofrece una masa gigantesca de textos sino fundamentalmente de textos que, en su mayoría, están en lenguas que no son la propia. Se me responderá que las páginas más exitosas, como Wikipedia por ejemplo, tienden a reproducirse en otras lenguas diferentes del inglés; y se señalará que la presencia del español, el chino y el portugués ha crecido más rápidamente que la del inglés en internet.


Sin embargo, la Web es cosmopolita por definición, mucho más de lo que lo fueron los libros que, por definición, están vinculados a una lengua nacional y, en el caso de la literatura, ese vínculo es de una fuerza extraordinaria. Quienes piensan que la Web es el mundo globalizado no pueden pasar por alto la cuestión de la multiplicidad de lenguas. Nos guste o no, en el mundo globalizado, la gente habla, además de su lengua, alguna otra. Parece absurdo cantar un himno a Internet en criollo básico. Salir de la propia lengua, aprender un sistema de diferencias, es la práctica más definitiva del interés por el otro y la forma menos reclamativa del pluralismo cultural.

El nuevo rol de la gente en Internet


por Verónica Franco Licenciada en Ciencias de la Comunicación, orientación en Opinión Pública y Publicidad. UBAmailto:UBAveronicagfranco@hotmail.com



Comunicarse, hoy en día, parece ser cada vez más fácil, gracias a las TICS (Tecnologías de la Información y la Comunicación), en especial para los más jóvenes, que acceden a las posibilidades que brinda la Web 2.0: redes sociales, blogs y wikis. Pero ¿qué significa comunicarse realmente?

Millones de personas crean blogs o forman parte de redes sociales como Facebook o MySpace, dos sitios que poseen 60 millones y 110 millones de usuarios respectivamente. Hasta las mascotas tienen su sitio: Doggyspace.com es un lugar similar a Facebook, en el cual los dueños de perros publican los videos de sus fieles animalitos. No existen cifras exactas, pero se supone que hay aproximadamente 112 millones de blogs creados hasta el momento.

Las redes sociales son exitosas, ya que permiten encontrarse con familiares, amigos o conocer a personas que poseen los mismos gustos e intereses.

Es así como, en la actualidad, algunos púberes y adolescentes configuran los nuevos ídolos provenientes del ciberespacio (por ejemplo, la joven Cumbio, una flogger argentina que firmó contrato de publicidad con Nike y otras marcas, debido a la masiva concurrencia que posee su fotolog).

Según Héctor Schmucler, sociólogo y semiólogo argentino, existe la idea de que estamos en un “mundo interconectado a través de redes de comunicación, de una sociedad mundial única. Pareciera que la pantalla de la pc es donde buscamos y encontramos el mundo. Prevalece la ilusión de que se ve el mundo permanentemente, de que en Internet está todo el saber, de que es el lugar de la sabiduría total, que nos permite saber todo, que ya todo está ahí” [1].

Como lo indica el autor, ante estos nuevos fenómenos, es preciso reflexionar sobre algunas cuestiones relacionadas con las formas de la comunicación y la cultura. ¿Qué significa comunicarse hoy? La experiencia ¿está siendo reemplazada por una vida virtual? La tecnología ¿ayudará a que nos comuniquemos más y mejor?

El concepto comunicación nace del latín communicare, es decir, “poner en común, compartir”. Como advierte Schmucler, “con la tecnología, la comunicación es ‘poner en contacto’, nos contacta con algo, es vivir contactados. Nuestro mundo se ha vuelto ‘imaginado’ en las redes. El espacio no existe, y todo tiene que simular esto. Uno de los riesgos es suplantar el mundo por algo inexistente, la experiencia por la representación. La tecnología y la idea de dominar el tiempo es lo que se constituye como una forma de progreso”. [2]

Otro aspecto notable del fenómeno Web 2.0 es que los usuarios toman el rol de “editor o periodista”, al publicar textos, fotos, canciones de producción propia o de otros. Aunque no se considere que estas publicaciones sean noticias, sí supone una redefinición del espacio público y del privado: ahora se publica información personal y local.

¿Qué lleva a las personas a convertir en público hechos de su vida privada, en las redes sociales de Internet? Soledad, sentido de pertenencia, identificación, deseo de compartir con otros. La participación de forma activa es el nuevo rol de la gente en Internet.

Terminología referente a blogs:
Fotolog: se publican fotografías.
Audioblog: se sube audio.
Vlog: se publican videos.
Weblog: redacción de textos y noticias.



[1] Schmucler, Héctor, Conferencia magistral, Congreso de Comunicación REDCOM, Salta, septiembre del 2008.
[2] Ídem.

Biblioteca escolar de calidad (BEC)



ENTREVISTA CON ROSS TODD, ESPECIALISTA EN INFORMACIÓN



El Dr. Ross Todd, PhD en Bibliotecología, se desempeña como profesor asociado desde el 2001 en la Facultad de Ciencias de la Información de Rutgers, Universidad estatal de New Jersey, EEUU. Dirige el CISSL (Center for International Scholarship in School Libraries) y el programa de maestría en Bibliotecología y Ciencias de la Información de la misma Universidad.El Dr. Todd ha publicados varios libros, además de numerosos artículos en prestigiosas revistas. Es miembro de las más prestigiosas organizaciones mundiales de bibliotecólogos y ha recibido premios y distinciones por su destacada labor académica e investigativa.http://www.scils.rutgers.edu/~rtodd/home.htm



EDUTEKA (E): ¿Cómo definiría usted una Biblioteca Escolar de Calidad?
ROSS TODD (RT): Una Biblioteca Escolar de Calidad es aquella que juega un papel visible, evidente e integral al posibilitar que los estudiantes se comprometan, de múltiples maneras, con información diversa y compleja tanto digital como impresa, con el objeto de construir comprensión y conocimiento profundos de ellos mismos, de los temas curriculares y del mundo que los rodea.

Yo veo la Biblioteca Escolar de Calidad (BEC) como el sitio de encuentro físico y virtual de la Información que se convierte en conocimiento, donde el alfabetismo, la indagación, la reflexión, la imaginación, el descubrimiento y la creatividad son fundamentales para el aprendizaje de los estudiantes en todas las áreas curriculares. La función principal de una BEC no es la recolección y organización de información a la que se puede acceder; aunque organización y acceso son funciones importantes en toda BEC. Lo que la define, es que tiene como objetivo principal de la enseñanza el desarrollo del andamiaje intelectual, conductual y afectivo que permita a los estudiantes emprender su jornada de convertir la información en conocimiento y promover creatividad, generación de conocimiento y producción; además, del crecimiento intelectual, social y cultural de los jóvenes.

Esto significa que la BEC va más allá de la oferta e intercambio de información y de que los estudiantes sean alfabetas en información. Más bien, desarrolla sus competencias para transformar información en conocimiento que no solo les ayuda a aprender y alcanzar metas sino a convertirse en ciudadanos reflexivos y responsables en una sociedad conectada y colaborativa que puede ser lo suficientemente creativa para ofrecer soluciones a problemas complejos y urgentes que el mundo enfrenta.

En otras palabras, la BEC juega un papel más activo que pasivo en el aprendizaje de los estudiantes. Los compromete en un proceso activo de construcción de su propio conocimiento y comprensión; es decir, la BEC es fundamentalmente un agente para el aprendizaje activo. Esto implica la noción de que la BEC no es simplemente un sitio de información, sino también un sitio de conocimiento. Donde los estudiantes desarrollan los andamiajes intelectuales, conductuales y afectivos apropiados que les permiten interactuar significativamente con la información. Lo anterior se refiere a tomar decisiones sobre la información que encuentran, en términos de su valor y conveniencia y a reestructurar la información pertinente en representaciones apropiadas que evidencien las nuevas comprensiones adquiridas.

Una BEC no es solamente informativa, sino transformativa y formativa, tendiente a la generación, producción, diseminación y uso de conocimiento, así como al desarrollo de criterios para valorarla información. Esto se muestra en el modelo siguiente, producto de mi investigación con 13.000 estudiantes en 39 BEC del estado Norteamericano de Ohio [1].


MODELO DE UNA BIBLIOTECA ESCOLAR COMO AGENTE DINÁMICO DEL APRENDIZAJE






Los elementos informativos, transformativos y formativos del modelo son interdependientes y trabajan juntos de manera integrada e interactiva para generar el aprendizaje en los estudiantes. Ofrecen diversos recursos actualizados tanto informativos como de entretenimiento; además, de la infraestructura en TIC que permite atender necesidades curriculares e informativas. Funciona principalmente como agente de instrucción (aprendizaje), comprometiendo a los estudiantes en un proceso activo y significativo de búsqueda, contextualizado por tareas específicas y estándares curriculares, permitiéndoles explorar, formular y enfocar sus búsquedas y ofreciendo un entorno de apoyo tanto personal como físico e instruccional, para que puedan tener éxito en su aprendizaje.

E: ¿Cuál es el impacto de este tipo de Bibliotecas en el conocimiento y comprensión profundos de los estudiantes de Básica y Media?
RT: Existe un acervo considerable de literatura que muestra que las Bibliotecas Escolares de Calidad (BEC) tienen un impacto positivo en el logro de los estudiantes. Un resumen de estas investigaciones está disponible en el documento “School Libraries Work! (Scholastic, Inc. (2008)”. Este documento muestra los resultados arrojados por estudios comprehensivos realizados desde el año 2000, en 17 estados Norteamericanos, que cubrieron más de 8.800 bibliotecas de Básica Primaria, Básica Secundaria y Media, que atienden un promedio de 2’600.000 estudiantes. Estos estudios tomados en su conjunto, muestran un rango amplio de impactos en el tránsito de información a conocimiento de los estudiantes; Muestran:

  • Los puntajes estandarizados tienden a ser superiores en un 10 a 20% si se los compara con los de colegios que no han invertido en una biblioteca escolar;
  • Desarrollo de investigadores competentes que dejaron de ser navegadores de información para convertirse en buscadores efectivos de información; además de ofrecer a los estudiantes el andamiaje para transformar información en conocimiento profundo en lugar de transportarla y apilarla en grandes listados de datos provenientes de libros y de sitios Web.
  • Niveles altos de logro de los estudiantes en trabajos y tareas basadas en investigación;
  • Desarrollo de habilidades de aprendizaje independiente (activo)
  • Desarrollo del uso ético de información.
El desarrollo de motivación y pasión por la lectura y por la comprensión de esa lectura son dimensiones importantes para medir la calidad de las bibliotecas escolares. La comprensión de lectura es esencial para que se produzca el aprendizaje profundo; las investigaciones muestran:


  • Los estudiantes de colegios con bibliotecas leen y disfrutan la lectura más que los estudiantes de instituciones que carecen de estas;
  • El acceso a libros y revistas gracias a la biblioteca escolar predice el desarrollo de mejores niveles de alfabetismo y de lectura;
  • Existe estrecha correlación entre el tamaño de la colección de libros disponibles en una biblioteca escolar y el número de estudiantes que leen;
  • Las oportunidades de lectura voluntaria y libre en espacios de la biblioteca escolar, tienen un impacto positivo en la comprensión lectora, el vocabulario, el deletreo, el uso de la gramática y el estilo de escritura;
  • Los estudiantes que leen más no solo tienen mayor desarrollo en alfabetismo sino mejores logros educativos;
  • La atención explícita del bibliotecólogo juega un papel muy importante en la motivación e interés en la lectura.
E: Desde su punto de vista ¿qué papel juega Internet en el trabajo escolar de los estudiantes?
RT:
Existe evidencia considerable y sólida que indica que Internet y las TIC juegan un papel cada vez más importante en posibilitar el aprendizaje. Las Investigaciones muestran que:

  • tienen un efecto grande y positivo en los desempeños;
    el uso de las TIC para realizar trabajos colaborativos entre aulas con diferentes localizaciones geográficas
  • también ha demostrado mejorar las habilidades académicas;
  • tienen un efecto positivo en la actitud de los estudiantes tanto en el aprendizaje como en el concepto de si
  • mismos: son más exitosos en el colegio, más motivados para aprender;
  • hay aumento progresivo de la confianza y la autoestima al usar estrategias de aprendizaje mediadas por las TIC;
  • las TIC son más poderosas si se usan como herramientas para la solución de problemas, el desarrollo conceptual y el pensamiento crítico; esto compromete a los estudiantes en usarlas para buscar, organizar y analizar información y utilizarla posteriormente para resolver problemas.
Nada de esto sucede al azar y está claro que las ganancias del impacto que tiene integrar Internet al aprendizaje se cimientan en realizar intervenciones cuidadosamente planeadas que permitan a los estudiantes desarrollar competencias para usar Internet de manera reflexiva y productiva. Se requiere enfocarse en el desarrollo de habilidades de indagación, colaboración, tecnológicas y de solución de problemas; además de habilidades de análisis y síntesis de información.

E: Esta generación de estudiantes es una generación Google; ¿son por eso mejores investigadores? Y ¿Cuáles son los mayores problemas que ha encontrado usted en las búsquedas/indagaciones que hacen por Internet?
RT: Uno de los estudios más valiosos que cito para atender esta pregunta es el de Nicolás Rowlands (Conducta informativa del investigador del futuro). Estudio que resalta algunas de las conductas esenciales y dilemas de aprendizaje que rodean la Generación Google. Esta investigación muestra que los estudiantes:

  • Hacen menor uso de las bibliotecas desde que comenzaron a utilizar las opciones de búsqueda que ofrece Internet
  • Los motores de búsqueda son el principal punto de partida para buscar información
  • Difícilmente inician la búsqueda en el sitio Web de la biblioteca
  • Realizan búsquedas de información de manera horizontal: miran superficialmente pocas páginas y saltan entre ellas, lo que a posteriori hace prácticamente imposible su recuperación
  • Permanecen muy poco tiempo en sitios de revistas, libros virtuales y bases de datos de bibliotecas escolares
  • Realizan la llamada “ojeada poderosa”: tipo de lectura de barrido superficial enfocada a tomar decisiones rápidas, para con la misma velocidad valorar la autoridad de la fuente seleccionada; realizando en todo el proceso una profusión de clics
  • Usan poco las opciones de búsqueda avanzada
  • Tienen un comportamiento de ardilla: almacenan el contenido que han descargado
  • El desarrollo de sus capacidades de alfabetismo en información es pobre, lo que afecta la evaluación de la relevancia, precisión y autoridad de las fuentes; la utilización de estrategias de búsqueda efectivas; alienta la preferencia por el uso de estrategias de búsqueda simples; y en general, estimulan la tendencia a no revisar la pertinencia de la información que se encuentra en las bases de datos en línea.

E: En su experiencia ¿cuáles son las principales características de una tarea de investigación/indagación bien planeada?
RT
: Una tarea de indagación bien planeada es aquella donde los aprendices:

  • Buscan activamente comprensión y significado.
  • Construyen conocimiento en lugar de recibirlo pasivamente.
  • Están directamente involucrados y comprometidos en el descubrimiento de nuevo conocimiento.
  • Encuentran puntos de vista alternativos e ideas contrapuestas.
  • Se comprometen en analizar y sintetizar información, sacar conclusiones, exponer puntos de vista, argumentar posiciones, generar soluciones y resolver problemas y en usar herramientas y recursos de las TIC para crear, compartir y usar el conocimiento.
  • Representan y comparten, con otros, conocimiento nuevo de maneras significativas.

Esto significa que una tarea de indagación bien planeada, es la que por un lado ofrece retos y oportunidades y por el otro inspira y motiva a los estudiantes para aprender en profundidad; es aquella que los compromete en la identificación y solución de problemas reales; los estimula a formular las preguntas esenciales que direccionarán la indagación y que les indicarán cómo escoger las preguntas específicas que quieren responder, además de la manera de presentar sus comprensiones nuevas.

E: Brevemente ¿podría usted describirnos que es la Indagación Guiada y porqué es tan importante?
RT:
Definimos la Indagación Guiada como la intervención cuidadosamente planeada, supervisada y enfocada de un equipo docente conformado por maestros - bibliotecólogos y otros docentes, para guiar a los estudiantes mediante unidades curriculares basadas en indagación que los conduzcan gradualmente al conocimiento y comprensión profundos. Se apuntalan mediante encuentros estimulantes con información, encuentros estos que captan su interés y atención y, que además motivan y direccionan su proceso de indagación.

La Indagación Guiada es un enfoque comprehensivo del desarrollo de la Competencia para Manejar Información. Su meta no es la mera adquisición de un rango de habilidades de alfabetismo en información, sino, más bien, un acercamiento constructivista para comprometer significativamente a los estudiantes en el descubrimiento y la indagación de manera que construyan por ellos mismos nuevos conocimientos y entendimientos. Es un enfoque constructivista del aprendizaje, basado en las teorías de aprendizaje expuestas por pensadores de la educación como: John Dewey, George Kelly, Lev Vygotsky e involucra explícitamente a los estudiantes en la búsqueda activa del conocimiento y la comprensión para construir conocimiento en lugar de recibirlo pasivamente. Se apoya en una gama amplia de intervenciones de instrucción que motivan, interesan y comprometen a los estudiantes en el descubrimiento propio de nuevo conocimiento.

La Indagación Guiada responde a movimientos educativos producidos alrededor del mundo que se centran, cada vez más, en que todos los niños desarrollen bases sólidas de aprendizaje; en que todos los niños participen, se comprometan y alcancen los objetivos de aprendizaje propuestos y en estimularlos a todos para que valoren la excelencia, la innovación, la indagación y la curiosidad mediante el pensamiento crítico, creativo y reflexivo. Estos son objetivos educativos muy importantes que se apoyan en modelos y estrategias de enseñanza que posibilitan el aprendizaje profundo, especialmente en esta era del Internet en la que parece haber tanta superficialidad en el aprendizaje.

E: En su presentación se refirió a la diferencia entre “el transporte de información” y “la transformación de información”; ¿podría explicarnos brevemente la diferencia?
RT:
El transporte de información ocurre cuando la búsqueda de esta por parte de los estudiantes se enfoca en recolectar datos, luego más datos y todavía más datos, que guardan en listas enormes de datos descriptivos y superficiales con la creencia errónea de que a mayor cantidad de estos, más profundo será su conocimiento. Lo hacen además, con poco compromiso intelectual tanto con las ideas, como con el análisis crítico de estas; sin buscar explicaciones o discrepancias; sin construir puntos de vista o perspectivas, ni tampoco razonar o argumentar con ellas.

Lo anterior, da como resultado la construcción de conocimiento muy superficial. La Transformación de Información se produce cuando los estudiantes utilizan los datos encontrados para construir explicaciones, atender las diferencias en la información encontrada, organizar los datos de maneras más coherentes, interpretar información, plantear conclusiones y reflexiones personales. En otras palabras, desarrollar niveles más profundos de conocimiento y comprensión. La diferencia clave está en la profundidad del conocimiento que los estudiantes pueden generar.

E: ¿Cuál es la importancia de estos conceptos en el proceso de aprendizaje de los estudiantes?
RT:
Ya la mencioné en mis anteriores respuestas. En esencia, son fundamentales si queremos que nuestros estudiantes sean pensadores críticos, reflexionen sobre su aprendizaje y mejoren constantemente. El fondo del asunto es la calidad y profundidad de los productos del aprendizaje y el nivel de logro alcanzado por los estudiantes.

E: ¿Cuál sería su principal recomendación a los docentes para que sus estudiantes puedan transformar información en lugar de transportarla?
RT: 1- Diseñar tareas de búsqueda que comprometan a los estudiantes en la construcción de conocimiento y comprensión profundos, en lugar de dedicarse a recolectar datos descriptivos y superficiales. Debe comprometerlos además, en la solución significativa de problemas y asegurar que las tareas o trabajos de investigación comprometan a los estudiantes con su propio descubrimiento de nuevo conocimiento. También se busca que encuentren en este, diferentes ideas y perspectivas que entran en conflicto de manera que puedan transformar conocimiento y experiencias previos en comprensión profunda.

2- Desarrollar en los estudiantes habilidades complejas para transformar la información en conocimiento, esto es, que vaya más allá de la recolección de datos. Lo anterior no se produce espontáneamente y debe aprenderse; incluye:

  • enseñarles a manejar tanto múltiples perspectivas y puntos de vista como conocimientos contradictorios;
  • alentar el desarrollo de preguntas profundas y bien enfocadas y la formulación de productos personales de conocimiento;
  • estimular tanto la expresión de opiniones basadas en evidencia, como asumir puntos de vista, desarrollar argumentos, conclusiones y posiciones;
  • ayudarles a elaborar proposiciones, prever implicaciones y proponer soluciones;
    estimular la reflexión respecto al punto anterior en términos de conocimiento original; ayudarles a estructurar las ideas para conformar un cuerpo integrado y coherente de conocimiento;
  • enseñarles a usar herramientas TIC para generar representaciones adecuadas de nuevo conocimiento y comunicarlo de la mejor manera.

3- Establecer expectativas altas, además de proveer retroalimentación rica y detallada en todas las etapas de la jornada del aprendizaje.


NOTAS:[1] Las referencias de este estudio son: TODD, R. & KUHLTHAU, C. (2005). Student learning through Ohio school libraries, Part 1: How effective school libraries help students. School Libraries Worldwide, 11(1), 89-110. TODD, R. & KUHLTHAU, C. (2005). Student learning through Ohio school libraries, Part 2: Faculty perceptions of effective school libraries. School Libraries Worldwide, 11(1), 89-110.
[2] Rowlands, I. & Nicholas, D. (2008). Information behaviour of the researcher of the future. (Conducta informativa del investigador del futuro), resumen informativo virtual (A CIBER)comisionado por la: British Library & Joint Information Systems Committee del “Centre for Information Behaviour & the Evaluation of Research (CIBER), University College London (UCL), publicado el 11 de enero y disponible en: http://www.bl.uk/news/pdf/googlegen.pdf.

CRÉDITOS:Entrevista concedida especialmente a EDUTEKA por Ross Todd, PhD en bibliotecología y profesor asociado en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Rutgers (New Jersey, Estados Unidos).EDUTEKA agradece especialmente a Patricia Vélez, bibliotecóloga del Colegio los Nogales, por extender a la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe invitación para participar en el Simposio Internacional de Bibliotecas Escolares y por facilitar el contacto con el Dr. Todd.



Publicación de este documento en EDUTEKA: Septiembre 01 de 2008.Última modificación de este documento: Septiembre 01 de 2008.

Fuente: http://www.eduteka.org/EntrevistaRossTodd.php

24 nov. 2008

Hombres y libros


LUIS MANUEL RUIZ


Gracias a la ciencia ficción, todos conocemos la temperatura a que arde el papel de los libros. Si reseño que esa cifra incivilizada es la de 233 grados centígrados, el detalle no resultará familiar; si la traduzco a los 451 grados Fahrenheit, quien más y quien menos regresará a la parábola de Ray Bradbury o al filme en que la trasladó Truffaut, y será catapultado a ese futuro donde leer estaba (estará) prohibido porque fomenta la independencia y la asociación de ideas, y existirán bomberos encargados de la labor que habitualmente se reserva al tiempo o la indiferencia, la de convertir las bibliotecas en ceniza. Por cuanto parece, nos hemos asomado a la orilla de aquel panorama que anunciaba la novela sin necesidad de intervenciones administrativas: el acto de leer, de coleccionar libros, de emplearlos con un objetivo distinto al de prestar lustre a la estantería, se ha convertido en una excentricidad.

Entre compañeros de oficina o padres que mecen a sus hijos sobre los columpios, el fútbol y la comunidad de vecinos constituyen temas de conversación tan forzosos como tranquilizadores; mencionar que uno lee, ponderar la última novela que guarda en la mesilla de noche o, peor, retirarse a una esquina para abrir ese objeto obsceno desatendiendo la importancia del córner o el peinado de la divorciada del quinto caen dentro del fango lamentable de la mala educación. Por eso los personajes de Bradbury tenían que reaparecer. Y no me refiero a los bomberos incendiarios, sino a otros más amables y meritorios: a esas sombras que recorrían los páramos de la novela repitiendo en la memoria los párrafos de sus obras favoritas. En cierto recodo de la trama, el protagonista, Montag, se topa con los hombres libro: individuos que conservan en sus cerebros congestionados volúmenes enteros y que los ofrecen a quienes tengan a bien oírlos para preservarlos del invierno del olvido.

En algo se asemejará nuestro presente al futuro que temía el autor norteamericano cuando los hombres libro ya se encuentran entre nosotros y son recibidos con los brazos abiertos. Es posible que tú o yo, o el compañero de oficina o el vecino con que balanceamos al niño en el columpio nos crucemos con ellos, en cualquier esquina de una de nuestras capitales.
De momento, yo sólo los he visto en los noticiarios: gentes anónimas, sin un relieve especial, de las que uno esperaría encontrarse en la pescadería o la cola de la ventanilla de turno, quizá amas de casa o profesores jubilados, que de repente, como el poeta ciego, se convierten en envases de la musa y ponen su voz perecedera al servicio de una historia que viene repitiéndose desde mucho antes de que nacieran. Igual que músicos de la legua o esos mimos que exigen monedas por estarse quietos, tratan de despertar la atención de los transeúntes por un leve instante y de salpicarles con líneas, metáforas, pensamientos que se mueren en el interior de las librerías. Se trata de una reciente iniciativa de nuestra Consejería de Cultura, que así pretende sacar la literatura a la calle y salvarla del gueto polvoriento en que vive recluida, y que ha recibido una acogida entusiasta de parte de muchos amantes de la voz alta.

El libro, nos señalan Platón y Borges, fue ideado para remediar la desmemoria de los hombres, para conservar en un recipiente adecuado todo el acervo de lo que podía desaparecer con la muerte de quien alumbró una idea brillante o tropezó con un verso que no debía apagarse. En nuestros tiempos se lucha angustiosamente contra el mal de Alzheimer, se defiende la necesidad de la Memoria Histórica y las computadoras acumulan circuitos que les permiten almacenar universidades enteras, a la vez que los libros y su aviso se desvanecen en el aire. Quizá nos acerquemos a la era en que, definitivamente, el saber no ocupe lugar.



LA FORMACIÓN DE USUARIOS EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA VIRTUAL.

RECURSOS Y PROCEDIMIENTOS EN LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS ESPAÑOLAS


Fco. Javier García Gómez

Biblioteca Pública Municipal. Ayuntamiento de San Javier (Murcia)



Resumen: Las bibliotecas públicas españolas cuentan con sedes Web en un nuevo entorno de trabajo digital. Estas bibliotecas están prestando ya sus servicios en sus sucursales virtuales. Nos interesa analizar la formación de usuarios en sus sedes Web. Revisamos y examinamos los recursos y servicios para la formación de usua-rios en estas bibliotecas públicas a través de la World Wide Web. En las conclusio-nes mostramos el nivel de desarrollo alcanzado por las mismas. Asimismo, aporta-mos algunas recomendaciones sobre el diseño de sedes Web de bibliotecas públicas enfocadas hacia la formación de usuarios.

Texto completo en: http://eprints.rclis.org/14245/1/ad0707.pdf

Los recuerdos pueden llegar a ser perpetuos en la era digital


El papel se quema, la cinta de video se hecha a perder y los discos se rayan. Solo la era cibernética nos da una oportunidad.



A veces, y durante varias décadas desde que regresó a casa tras la Segunda Guerra Mundial, parecía como si la cámara de cine fuese parte de la mano de Christoffel Teeuwissen.

La llevaba a todas partes, todo lo filmaba. Cuando ampliaron la calle frente a su casa en Florida, ahí estaba él. Cuando instalaron un tanque séptico en Virginia Occidental, ahí estaba. Juegos de fútbol americano en escuelas secundarias, sitios de construcción, una nueva piscina. Ahí estaba, cámara en mano.

La película dio paso al video, y Teeuwissen siguió grabando. Cuando llegó la máquina de video a la escena, programas de historia se sumaron a la colección, al igual que episodios de "The Lawrence Welk Show" y biografías televisivas, como la de Glenn Miller.

Entonces, en el 2005, Christoffel Teeuwissen murió a los 88 años. Y cuando Jon Teeuwissen y sus dos hermanas comenzaron a revisar la casa de sus padres, otra historia salió a la luz.Por toda la casa, detrás de la puerta de cada closet, había cajas llenas de recuerdos, decenas de carretes de película, Super 8, grabaciones de audio, casettes de VHS.Así que los hijos de Christoffel Teeuwissen prepararon un inventario.

Colocaron etiquetas. Armaron el historial grabado del tiempo de su padre en la Tierra para darle coherencia. Y entonces lo colocaron todo en cajas y lo enviaron a una dirección en Arizona.Allí, gracias a la compañía iMemories, los polvorientos archivos personales de la familia Teeuwissen han dejado de ser objetos materiales.

De a poco, se están convirtiendo en DVD y JPEG y videos accesibles con un click.Y con ello, para Jon Teeuwissen, al igual que para tantas personas en un nuevo milenio lleno de maravillas computarizadas, comienza la marcha hacia los recuerdos digitales, y el alejamiento de los recuerdos táctiles que mantuvimos en el siglo XX.

Los objetos se destruyen.

El papel se quema. la cinta de video se hecha a perder. Las diapositivas se desvanecen en una niebla de amarillos y naranjas. Los LP se rayan. Los negativos se pudren. Los casettes se vuelven demasiado tensos. E incluso si usted es fanático del rock de los 70, las cintas de ocho pistas (8-tracks) son completamente inútiles.

La formas en que hemos registrado nuestras huellas personales -en papel y celuloide y plástico, cosas que podemos sostener en las manos- no resisten el paso del tiempo. Esa erosión es aún más conmovedora si se tiene en cuenta que, hoy, no tenemos todo lo que podríamos haber salvado. Tuvimos que escoger qué íbamos a preservar, basado en lo que nuestras finanzas y nuestros espacios personales permitiesen.

Pero la era cibernética lo está cambiando todo. En todas partes hay aparatos que transfieren detalles de la existencia personal a bits de datos que son portátiles, reproducibles y más duraderos.

A veces, los momentos culturales llegan furtivamente. Este es uno de esos momentos. Los recuerdos, en todas sus formas, se están desprendiendo de sus envolturas e irrumpiendo en una nueva fase, y con ellos, nuestras imágenes de nosotros mismos. Es el crepúsculo del mundo análogo.

"Recibimos comida rápida y obtenemos nuestra información instantáneamente en la internet. Todo está al alcance de nuestros dedos", dice Jennafer Martin, directora de la revista Digital Scrapbooking. "Tiene sentido que nuestros recuerdos también lo estén".

Esta historia no es solamente acerca de tecnología. Es la historia de cómo nos relacionamos con los objetos que nos rodean, y lo que sucede cuando éstos cambian. Es también acerca de nuestra esperanza de que, sobreviviendo incendios, inundaciones y robos, las cosas que valoramos van a permanecer aquí, no solamente durante nuestras vidas, sino también las de nuestros hijos y nietos.

El papel, por supuesto, no va a desaparecer en el futuro previsible. Hay demasiado papel en todas partes. Pero el último decenio ha alterado fundamentalmente la forma en que capturamos momentos y los preservamos.

Las cámaras fotográficas de película son producidas ahora para un nicho, y uno puede comprar una cámara digital por apenas 19.95 dólares. Scanmyphotos.com puede convertir todas tus fotos en JPEG. ITunes está tan arraigado que muchos de olvidan de que solían ir a tiendas a comprar su música. Gran parte del correo se recibe ahora por la internet.

¿Las cámaras instantáneas Polaroid? Adiós. ¿Libros? Google digitaliza más de 3.000 al día. Y entre el 2001 y el 2006, las ventas de casettes vacíos cayeron más del 60%, mientras subían las ventas de memoria flash, dice la Consumer Electronics Association, que predice "una lenta muerte para los casettes de audio y video".

El catálogo SkyMall, disponible en aviones de pasajeros, ofrece aparatos que pueden pasar tus LPs a CDs, tus CDs a MP3, tus videocassettes a DVD y tus fotos y diapositivas a JPEG.

Junte todo eso lo que tiene en su computadora y tiene un espejo digital de lo que es su vida. Y como en el mundo cibernético el "espacio" de almacenamiento es un término virtual, y porque el acceso es instantáneo, nuestros recuerdos digitales son mucho más completos que lo que jamás fueron nuestros archivos físicos.

En la vida digital, almacenar recuerdos no le va a atestar la casa. Dieciséis versiones de la misma foto no son un problema, porque no hay que imprimirlas todas. Las películas descargadas de Amazon.com no requieren estantes llenos de VHS. Uno puede darse el lujo de preservar papeles que de otra forma hubiera botado.

Por supuesto, existe algo melancólico cuando se deja detrás el pasado físico -incluso el presente físico- y lo tiene todo en tecnologías menos sólidas, menos táctiles.

¿Qué pasa con el alma de algo cuando su manifestación física no existe más? ¿Es la amarillenta foto de 1897 que estuvo en las manos de tu padre, tu abuelo y tu bisabuelo lo mismo que su reproducción en un montón de pixeles?

No es que éste haya sido el primer cambio de ese tipo en nuestras vidas. Cada invento que rediseñó nuestras relaciones con información, desde el telégrafo hasta la televisión hasta Facebook, fue recibido con sospechas de que algo de nuestra humanidad quedaría perdido.

El atrevimiento de la música grabada irritó tanto a John Philip Soussa que el conductor fustigó su existencia. "La música enseña todo lo que es hermoso en este mundo", escribió en 1906. "No la obstaculicemos con una máquina que narra la historia ... sin variación, sin alma, despojada del gozo y la pasión".

"Existe un sentido de incomodidad", dijo Edward Tenner, autor de "Our Own Devices: How Technology Remakes Humanity". Pero "siempre estamos en transición. Existe la ilusión de que hay un futuro estable hacia el que nos encaminamos. Y pienso que la norma es que siempre tenemos esta mezcla de lo nuevo y lo viejo".

23 nov. 2008

La biblioteca de Babel, de la ficción a la pantalla


Por: Beatriz Sarlo

Distributed Proofreaders es uno de los sitios de internet donde están organizado y ofrecen trabajo voluntario las personas que tipean, escanean o corrigen los libros en versión digital que luego aparecen en Proyecto Gutenberg, de donde se bajan más de tres millones de libros por mes. Según informa Distributed Proofreaders la organización fue fundada en el año 2000 para apoyar la digitalización de libros cuyos derechos de autor hubieran pasado a dominio público. Desde su creación, Distributed Proofreaders ha digitalizado más de 14.000 libros, lo que equivale a casi dos mil por año. Como usuaria de Proyecto Gutenberg, leo estas cifras y experimento dos sensaciones al mismo tiempo: la satisfacción de que esos libros estén allí, a dos clicks de mi computadora, y la insatisfacción suscitada por la idea de que esos miles de libros son apenas un surco en el mar que va creciendo con cada minuto que pasa.

Desde hace un tiempo Google se ha propuesto la borgeana empresa de digitaliza ar todos los libros. La frase "todos los libros" suscita una idea de desmesura y optimismo a la que ya vamos acostumbrándonos los usuarios de internet. En la famosa e imaginaria Biblioteca de Babel, inventada por Borges como una de las formas de lo ilimitado, los incansables pero angustiados bibliotecarios recorren hexágonos del mismo tamaño sobre cuyas paredes idénticas se alinean los estantes también idénticos donde estarían todos los libros posibles, todas las combinaciones de letras y de signos. De esa Biblioteca, afirma Borges, nadie ha encontrado todavía el catálogo, pero como ella encierra toda combinación posible de signos, el catálogo debe lógicamente existir en alguna parte. Sin embargo, sólo el azar lo pondrá entre las manos de algún bibliotecario.

A diferencia de la Biblioteca de Babel, Proyecto Gutenberg, Google Books y otras bibliotecas virtuales tienen un buscador de nombres, de modo que no nos martiriza la pesadilla de saber que algo existe necesariamente pero que jamás será encontrado. Se trata, básicamente, de una mayoría de libros en inglés.


Los que quieran libros en castellano podrán buscar en la biblioteca virtual del Instituto Cervantes, por ejemplo. Pero la cuestión de internet y las lenguas extranjeras es otro tema. La existencia de decenas de miles de libros en internet implica un proceso significativamente más complicado que el de subir un tema musical de tres minutos para que otros puedan bajarlo (ésa fue la forma de distribución gratuita de música, que se considera ilegal, iniciada por Napster con el nombre, en inglés, de peer to peer: de par a par, de igual a igual, o ¿por qué no? de amigo a amigo). Un libro impreso sobre papel no puede subir de inmediato a la red, después de una operación que el programa de computación hace relativamente sencilla. Si el libro se escanea, saltan centenares de errores que deben ser corregidos en una lectura de pruebas; i el libro se tipea, la antidad de errores puede ser ambién muy alta.

De allí la necesidad e los lectores de pruebas proofreaders) que ofrecen u tiempo gratuitamente para controlar la versión que se subirá la Red.Pese al trabajo de los lectores e pruebas, subsisten problemas, a que, en el caso de libros que han asado por muchas ediciones, es una cuestión complicada decidir cuál es la que será considerada como base para el libro digital. No voy a entrar en pormenores, pero baste decir que la mayoría de los libros llamados clásicos tienen ediciones establecidas por especialistas que han trabajado mucho para llegar a la conclusión de cuál es la versión definitiva y, por lo general, acompañan esta versión con informaciones sobre todos los cambios que ese texto en particular sufrió en manos de su autor o en ediciones posteriores a su muerte.

Pero dejemos de lado, por un momento, estos detalles para registrar simple e inocentemente la millonada de horas de trabajo que implica que los libros colgados en la Red vayan dando vueltas por los servidores de donde los bajamos para tenerlos en nuestra pantalla. Y pese a esa millonada de horas, todavía subsisten usuarios a la antigua de dos tipos. Por un lado, los que prefieren tomarse el colectivo e ir hasta la biblioteca más próxima o gastarse unos pesos en la librería del shopping, si es que allí encuentran lo que buscan. Estos usuarios, por razones de edad, seguramente están en vías de desaparición. Por otro lado están los usuarios a los que no les tiembla el pulso cuando clickean para bajarse un libro y cargarlo en cualquiera de los aparatos posibles de lectura, comenzando por la humilde computadora hogareña.

Son usuarios creados por la Red, que se han habituado a que los libros virtuales les solucionen los problemas, tanto como se han acostumbrado a prescindir de los libros de cocina y tipear, simplemente, "ensalada", "rabanitos", "alcauciles" para descubrir que en algún lugar del planeta a alguien se le ocurrió la combinación. Lo único que queda claro es que, dentro de unos años, cuando un lector se mude de departamento, las cosas van a ser mucho más sencillas. Mudar una biblioteca siempre fue de las peores tareas imaginables.


Nace Europeana


La gran Biblioteca Europea, que colgará en Internet dos millones de documentos.

Consultar el primer libro impreso -la Biblia de Gutenberg- disfrutar de las voces de María Callas o Jacques Brel, o contemplar las más geniales obras de arte, como la Mona Lisa, Las Meninas o el Guernica. Tener ese impagable patrimonio cultural a un sólo golpe ratón y en una única dirección electrónica está cada vez más cerca. Será posible cuando Europeana, la Biblioteca Digital Europea, sea una realidad. Y no tardará. Este mes estará en marcha un prototipo de esta biblioteca en línea y sin límite que se construye con aportaciones de un centenar de las grandes instituciones culturales europeas, como el Louvre, El Prado, el Institut National de l'audiovisuel francés o la Biblioteca Británica.

El sueño de tener todo el conocimiento y la creación europea accesible desde cualquier ordenador y en cualquier instante empieza a ser realidad este otoño. Se pone en marcha con dos millones e documento digitales -libros, música, pinturas, fotografías, películas, mapas, manuscritos y todo tipo de publicaciones-, pero sus promotores quieren más entusiasmo y más inversiones de los países de la UE para hacer plenamente accesible por vía digital este rico patrimonio. Se lanzará en inglés, francés y alemán, para ampliarse después a todas las lenguas de la UE. Se pretende que en dos años la base documental haya crecido hasta los seis millones de documentos digitales. 2.500 millones de libros.

Se calcula que las bibliotecas europeas atesoran más de 2.500 millones libros, pero apenas un 1% de este material está digitalizado. La Comisión Europea insta así a los Estados miembros de la UE a hacer más para que las obras digitalizadas puedan ser consultadas en línea, para que los europeos hojeen, estudien, se diviertan o trabajen con los materiales que se custodian en museos, bibliotecas y archivos a través de Europeana. «La Biblioteca Digital Europea brindará un modo rápido y fácil para que la gente acceda a los libros y al arte europeos, tanto en su país como en el extranjero.

Permitirá, por ejemplo que un estudiante checo busque en la Biblioteca Británica sin tener que ir a Londres o un amante del arte irlandés pueda ver de cerca la Mona Lisa sin tener que hacer una larga cola para entrar en el Louvre» ha declarado Viviane Reding, Comisaria comunitaria de Sociedad de la Información.

Fuente: http://www.diariodeleon.es/se_cultura/noticia.jsp?CAT=114&TEXTO=7322560

22 nov. 2008

Galería de objetos encontrados en los libros




Galería de objetos encontrados en los libros es un blog porteño que se dedica a recopilar documentos aparecidos entre las páginas. Los libros son escondrijos ideales para objetos planos, de modo que llevan siglos cumpliendo esa función.

El ámbito sagrado de las bibliotecas


La alquimia adecuada se produce en las bibliotecas solamente cuando un alma elegida entra al lugar, y su conciencia se desplaza hacia los libros, transita por el ámbito sagrado que los contiene, y reconoce su hermandad, su mensaje, la sutil pertenencia a una Patria poco numerosa, pero sin la cual el hombre se convertiría en esclavo de su propia oscuridad.



JUAN PABLO VITALI

“La palabra pertenece al hombre en general. La escritura pertenece sólo al hombre culto.”
“La escritura es el primer síntoma de la vocación histórica. Por eso nada hay tan característico en una cultura como su relación con la palabra escrita.”

Oswald Spengler

Las bibliotecas mueren en silencio. Los hombres que atesoraron sus libros pacientemente durante años, ya no están. Presumiblemente hayan muerto, o quizá se encuentren hospedados en esos pequeños campos de concentración, que en este país se denominan “geriátricos”.

No importa quienes hayan sido ellos. No importa a nadie la dimensión de sus obras ni de su espíritu. Un escritor que ganó el premio Cervantes, Augusto Roa Bastos, murió internado de ese modo.

Una vez me tocó desarmar una importante biblioteca. Era de un amigo que había fallecido (siempre tuve amigos más grandes que yo). Fuimos varias veces a cumplir con ese menester, junto con una persona que había sido nuestro amigo en común. Brindamos por el muerto con su espíritu presente todavía. Era fácil percibirlo en la penumbra de la tarde, entre los libros.

La biblioteca, en su mayoría sobre temas de política y de historia, se desarmaba lentamente. Aquella casa estaba cerca del Río de la Plata, y eso entristecía aún más nuestra labor, de por sí bastante triste.

Nuestro amigo fallecido era un patriota. Su biblioteca, que destilaba patriotismo, no era nada sin él. Y no significaba consuelo para ella el hecho de que nosotros también nos consideráramos patriotas.

Quien me acompañaba en aquel momento –nuestro amigo en común– también murió hace poco (ya dije que siempre tuve amigos bastante más grandes que yo), pero afortunadamente, su riquísima biblioteca se mantiene entera, porque su viuda y sus hijos son gente como él.

A veces paso frente a las pocas viejas casas que quedan en pie, y me pregunto si en ellas habrá una biblioteca, respirando recuerdos en la oscuridad de la noche. Percibo entonces la presencia de las almas elevadas que atesoraron los libros uno a uno, y me detengo frente a las puertas, como un Ulises que los vientos arrastraron lejos de las playas de Itaca.

Recuerdo palabras de Borges sobre las bibliotecas, sobre la presencia tutelar de los libros. Pero Borges tampoco está, y el antiguo edificio de la biblioteca nacional se ha convertido en una escuela de música, según creo. Como si a su muerte alguien hubiera ido también a desarmarla.

Recuerdo la biblioteca de la Universidad de La Plata, ciudad capital de la provincia de Buenos Aires, donde se vivía la fuerza del pensamiento fundacional. Esa fuerza que en la lejanía del Sur debió de haber sido casi un esfuerzo místico. Ahora sólo existe soledad en el inmenso salón, entre las maderas nobles y los sillones de cuero.

Las bibliotecas, son como los templos de una raza perdida. Esos lugares de culto incomprensibles para los hombres contemporáneos, que los observan de reojo, con desinterés o desprecio de turistas cuando pasan junto a ellos, o les dan un sentido muy distinto al que tuvieron.

La conformación intelectual y espiritual de un gran hombre, está en su biblioteca, y hasta que ésta no se desarma, el pensamiento opera su magia en el ambiente. Acaso por eso, los ámbitos reservados a las bibliotecas, tienen tanto de sagrado, y atraen a las personas de espíritu elevado, así como atemorizan y rechazan a la gente baja, ruin o materialista.

Cabe aclarar, aunque resulte obvio, que no hay que pensar aquí en un número de libros, ni en lomos de volúmenes homogéneos, o en otro tipo de característica prefijada. Precisamente ése es uno de los encantos de las bibliotecas, tan variados como los encantos de los hombres que las poseyeron.

La alquimia adecuada se produce en las bibliotecas solamente cuando un alma elegida entra al lugar, y su conciencia se desplaza hacia los libros, transita por el ámbito sagrado que los contiene, y reconoce su hermandad, su mensaje, la sutil pertenencia a una Patria poco numerosa, pero sin la cual el hombre se convertiría en esclavo de su propia oscuridad.

Violencia en las escuelas

Incidencia de los nuevos modelos familiares en el sistema educativo



Conclusiones

Este año se desarrolló, con el auspicio de la Secretaria de Extensión Universitaria de la Facultad de Derecho de la UBA y la declaración de "Interés Educativo" de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un seminario anual dedicado a la problemática de la violencia en las escuelas, cuyo dictado estuvo a cargo del Dr. Néstor Solari (Abogado, Profesor de grado y postgrado de Derecho de Familia de la Facultad de Derecho UBA) y del Lic. Fernando Osorio (Psicólogo UBA, Ex Asesor del Observatorio de Violencia en las Escuelas del Ministerio de Educación de la Nación).

En dicho Seminario se planteó que la escuela está en el centro de un problema: la violencia que se despliega en su interior le es propia y también recibe la influencia de la violencia social. Para entender la violencia que se produce en las escuelas es imperioso saber cómo se construye dicho fenómeno.

La escuela dejó de ser un ámbito de promoción y movilidad social. Los jóvenes concurren a las escuelas sabiendo que eso no les garantiza conseguir un trabajo o entrar a la universidad. Concurrir a la escuela dejó de ser, en los últimos veinte años, una experiencia de tránsito de la infancia hacia la adultez.

La concurrencia a la escuela ocupa un fragmento de vida en el cual, el alumno, está absolutamente invadido por el tedio y destituido del lugar en el que le corresponde estar. Prácticamente no hay ley que regule su estado allí adentro y se pierde el sentido de por qué se está ahí. Esto no puede más que generar tensión y violencia. Mucho de todo esto, que nombramos como destitución de la experiencia le ocurre al docente también. Se produce una deconstrucciòn de la experiencia escolar porque se ha perdido el orden democrático dentro de las escuelas (en algunos casos nunca existió). Los jóvenes, en general, no participan de nada que tenga que ver con el trabajo escolar.

El trabajo escolar entendido como proceso pedagógico y cultural del grupo y como producción individual de cada sujeto que participa de la organización escuela. No existe en la mayoría de los adultos la convicción de que hay que restituir la palabra de los jóvenes; en general se los subestima. Y esto genera un nivel de tensión muy significativo. Muy pocos adultos, en contados establecimientos escolares, están preparados o dispuestos a escuchar sinceramente a los jóvenes. La postura escolar de los adultos es un "como si" que no hace más que generar violencia, al ser percibido. La única defensa que encuentran los jóvenes ante el intento de la destitución de su deseo y su palabra, por parte de los adultos de turno, es atacarlos.

La pérdida del orden democrático, dentro de las escuelas, genera la destitución de un vínculo afectivo. Y, por este error, desaparece la posibilidad de la transmisión de un saber. Y cuando se desdibuja la razón por la cual alumnos y maestros están juntos, en un ámbito institucional, la violencia se produce. Y se produce como una respuesta a todo esto. Por esa razón se señaló en varias oportunidades que es imprescindible la efectiva implementación de los lineamientos de la Convención Internacional sobre los derechos del niño en el ámbito educativo, que tiene rango constitucional, en nuestro país desde el año 1994. Dicho documento nos advierte sobre la necesidad de devolverles al niño y al joven una palabra responsable y su derecho a ser oído entre otros derechos.

Las nuevas conformaciones familiares, como nuevo paradigma social, vienen a aportar nuevos desafíos; percibiéndose una gran influencia en el ámbito educativo. Por esa razón se decidió darle lugar a este tema en el Seminario 2006, bajo el titulo: VIOLENCIA EN LAS ESCUELAS. INCIDENCIA DE LOS NUEVOS MODELOS FAMILIARES EN EL SISTEMA EDUCATIVO. Se partió de la necesidad de aunar un criterio en su definición. Pensar a la familia como el espacio social en el que se pueden desarrollar una serie de "complejos" propios, estables y típicos de su constitución cultural. Así pues, entenderla como el motor propulsor de las iniciativas individuales de hombres y mujeres en el plano económico, social, político y cultural y como una fuente esencial de la socialización de los sujetos.

A partir de estas definiciones se intentó hacer visible el modo en el cual, los nuevos modelos familiares, se han convertido en otro de los fenómenos que atraviesa la educación, en la actualidad y se trató de especular sobre cuál es la influencia que ejercen. Este Seminario 2006 permitió concluir que, para la mayoría de los asistentes, los conflictos familiares se perciben en la conducta del alumno, y que las nuevas conformaciones de la familia moderna no han podido provocar cambios en las políticas y estrategias pedagógicas implementadas por el sistema educativo actual, por lo cual se han incrementado los conflictos. Los asistentes al Seminario 2006 denunciaron claramente que no hay un sistema educativo que capte esta metamorfosis social y actúe en consecuencia.

La mayoría de los docentes, que concurrieron, afirman contundentemente que no reciben la capacitación adecuada para enfrentar lo que se viene, con estos cambios a nivel del grupo familiar. Durante el año se trabajaron diversas cuestiones, entre ellas: un análisis crítico de la "organización moderna" de la familia actual; la caída de los mitos clásicos, (Ej. "familia tipo"); la degradación del modelo occidental judeo-cristiano impuesto; los cambios histórico-culturales, sociológicos, psicológicos, político-económicos que la han transformado. También se hizo un repaso de los nuevos modos de nucleamiento actual: familia ensamblada, monoparental, homoparental, fraterna, deconstruida, generada artificialmente, destituida, mutilada, otras.

Tuvo un lugar destacado la discusión acerca de la producción de nuevos sujetos: roles, valores, ordenamientos sociales y psíquicos, y de la caída y degradación de la ley paterna.

Se trabajó desde el punto de vista teórico sobre los diferentes tipos de familia que conviven actualmente: Familia Tradicional, que asegura la transmisión de un patrimonio a través de la unión matrimonial sometida a autoridad patriarcal; Familia Moderna que se apoya en el amor y la división del trabajo entre el hombre y la mujer, dejando la educación de los hijos a cargo del Estado y por último Familia Posmoderna o Contemporánea que se caracteriza por uniones transitorias, vínculos sexuales y que es sumamente dinámica en las alianzas y las separaciones. .

Lic. Fernando Osorio (Psicoanalista UBA / Miembro Asesor del Observatorio de Violencia en las Escuelas del Ministerio de Educación de la Nación). En 2006 ha publicado en noveduc los títulos “Violencia en las escuelas. Un análisis desde la subjetividad” y “Usos y abuso de drogas. Adicción, disciplinamiento y control. Sustancias tóxicas legales e ilegales”.

Fuente: www.noveduc.com.

, ,

21 nov. 2008

Tips para identificar a un adicto a internet


La psicóloga clínica Julia Borbolla explica que los primeros signos de alerta se presentan cuando una persona antepone necesidades vitales


¿Sabe cómo identificar a un adicto a la red Internet? La psicóloga clínica Julia Borbolla explica que los primeros signos de alerta se presentan cuando una persona antepone necesidades vitales, como dormir y comer, por navegar en el ciberespacio.


Un adicto a Internet sufre la imperiosa necesidad de conectarse a la red, concretar una cita a través de un chat o a un foro de discusión.


El anonimato, la empatía con otros cibernautas y la rapidez con la que fluye la información, son algunos de los elementos en los que se basa la seducción que millones de personas experimentan, sin embargo, cuando se pierde el autocontrol sobre ese mundo virtual se puede caer en una adicción, advirtió.


La experta en casos de ciberadicciones destacó en entrevista con Notimex que dichos síntomas se reflejan en un desgaste paulatino de las relaciones personales y todo ello no es exclusivo de los adolescentes, como se podría suponer, sino que pueden presentarse también en niños y adultos sin importar su nivel socioeconómico.


"Cuando se pierde el control se genera una problemática igual a la que trae cualquier adicción, como el alcohol o las drogas, que crea en el individuo una satisfacción pasajera que es percibida como placer, pero cuando desaparece surge el displacer que pide una dosis mayor y tiene cada vez períodos más cortos de satisfacción", explicó.


De acuerdo con el estudio "Hábitos de los usuarios de Internet en México" de la Asociación Mexicana de Internet, 13% de los internautas consultados aseguró que no podría vivir sin esta herramienta, en tanto que 41% respondió que su vida se vería muy afectada sin el uso de este servicio.


Borbolla aclaró que el exceso de cualquier actividad siempre será perjudicial y por ello, para considerar a una persona adicta a Internet, se deben tomar en cuenta comportamientos que impliquen la sustitución de actividades fundamentales para el desarrollo humano y que alimenten la incapacidad de expresarse sólo cuando se está detrás del anonimato.


"Hemos tenido casos de padres adictos a la pornografía a través de internet descubiertos por su propios hijos, esto tiene una repercusión nefasta en la estructura familiar y puede ser que el hijo imite esta conducta".


La adicción a Internet conlleva a otras situaciones que ponen en riesgo la integridad física y emocional de quien la padece, como el acoso sexual, la intimidación, los fraudes y la pederastia, por lo cual es importante que una vez detectado alguno de los síntomas descritos se acuda con un especialista para someterse a un tratamiento.


"En internet, como en cualquier lugar existen personas que ejercen su poder de seducción en quienes encuentran un cierto grado de vulnerabilidad, suelen tener una impresionante paciencia patológica para ocuparse de su víctima por tres o cuatro meses haciéndose pasar por un niño o por alguien con buenas intenciones".


Los niños y adolescentes son en especial vulnerables a caer en una ciberadicción y a sufrir sus consecuencias, por lo que es fundamental que los adultos a su cargo limiten el tiempo que pasan en Internet, evitar tener la computadora en recámaras o estudios en donde no se puedan monitorear sus actividades y mantenerse informados sobre las relaciones personales que entablan en línea.


"Los papás somos la mejor policía, pero tenemos que capacitarnos para conocer qué pasa en la red... una adicción puede evitarse si la combatimos con información, no se trata de vigilarlos o perseguirlos sino de que aprovechen el potencial de la red sin arriesgarse en ningún sentido", señaló.


Archivos de fotos de legendaria revista Life estarán en la web


Algunas de sus imágenes se convirtieron en íconos del siglo XX. Al menos 10 millones de fotos podrán verse en internet.



Los archivos fotográficos de la legendaria revista estadounidense Life, algunas de cuyas imágenes se convirtieron en íconos del siglo XX, están ahora disponibles en internet, anunció el grupo de prensa Time, proprietario de la antigua revista.


Time indicó que las cerca de 10 millones de fotografías estarán visibles desde un sitio dedicado de Google (images.google.com/hosted/life), y a través del buscador específico de imágenes de este gigante de internet, Google Image.


La colección fotográfica incluye obras de grandes nombres del sexto arte, como Alfred Eisenstaedt, Margaret Bourke-White, Gordon Parks o W. Eugene Smith. También figura el filme de un aficionado que registra el asesinato del presidente estadounidense JohnFitzgerald Kennedy en 1963 por Abraham Zapruder.


Según Time, el 97% de estas fotografías nunca habían sido presentadas al público.


"Escaneamos millones de imágenes y las hicimos accesibles en Google Image Search; la totalidad de las 10 millones de fotografías estarán disponibles en los próximos meses", indicó Time en el comunicado.

19 nov. 2008

Haga reposo y lea veinte páginas cada seis horas


Para los adeptos a la biblioterapia, los libros pueden ser santo remedio


Poner la mesa, pero solamente con libros, no sólo sería una dieta eficaz, sino una cura natural contra el estrés de la vida diaria. La biblioterapia, una ciencia beneficiosa y natural, sugiere alimentarse simplemente de buenas lecturas, para curar varios malestares.

La biblioterapia tiene su origen en la antigüedad, cuando se la incluía entre los preceptos para llevar una vida saludable. En el antiguo Egipto, en las entradas de las bibliotecas de los faraones se leía la expresión Sanatorio del alma, mientras que el romano Cornelius Celsus recomendaba la lectura de los grandes oradores como procedimiento terapéutico. Y los griegos también consideraban los libros un verdadero tratamiento médico, una medicina del alma.

Hoy, la biblioterapia no es una práctica muy común entre los médicos. Medicinas más duras y potentes ganan sobre el uso de esta técnica. Sin embargo, hay varios terapeutas que prescriben libros para curar algunos disturbios leves, pero difusos, y prescriben libros temáticos para ayudar a sus pacientes a encontrar estímulos para superar determinados obstáculos. Instrumento de autoayuda

El tratamiento consiste simplemente en leer, como instrumento de autoayuda, de conciencia de uno mismo en situaciones psicológicas y sociales difíciles. "Recetar un libro ayuda a quien sufre a reflexionar sobre sí mismo, a enfrentarse, a potenciar sus capacidades y emociones", explica la psicóloga italiana Rosa Mininno, creadora de un sitio de Internet, www.biblioterapia.it, enteramente dedicado a esta ciencia, donde el libro es una herramienta de promoción de la salud y del bienestar personal y colectivo, un instrumento de terapia.

Hay dos clases de tratamiento: la biblioterapia clínica, dirigida a las personas con serios problemas de comportamiento social, emocional y moral, que se aplica en instituciones de salud mental, bajo la supervisión de psicoterapeutas, médicos y bibliotecarios. Y otra, más simple, para el uso y desarrollo individual, que es un apoyo literario personalizado y que tiene un carácter preventivo y correctivo. El objetivo es solucionar y prevenir aquellos problemas que podrían surgir en la vida diaria.

La persona que se somete a la biblioterapia generalmente tiene acceso a dos tipos de literatura: de ficción y didáctica. "Las novelas clásicas son minas preciosas, donde cada uno puede encontrar la nota justa para su corazón", explica Mininno.

El libro se trasforma en otro lugar compartido por el paciente y el terapeuta. En las clínicas, la biblioterapia se utiliza por tratar leves trastornos de ansiedad, alimentarios, sexuales, depresión. Es cierto que los libros estimulan la atención, la reflexión, los aspectos cognitivos y emocionales.


Un buen diagnóstico
El libro, cuanto más simple, mejor se adapta a la biblioterapia. Por esta razón es muy eficaz para ayudar a niños y adolescentes a superar momentos transitorios complicados. El bibliotecario se convierte entonces en un biblioterapeuta, que puede ser cualquiera de los profesionales que actúan conjuntamente en este programa. Es el que prescribe un material bibliográfico específico, para solucionar los problemas personales, pero también debe poseer algunas calificaciones: una comprensión profunda de la naturaleza psicológica del problema que se está tratando, la del contenido del libro prescripto, capacidad para formular hipótesis sobre el impacto que este material tendrá en la solución del problema.


Palabra de roedor
"Scott Fitzgerald es tal vez más agridulce que D. H. Lawrence", dice la rata Firmin al comer páginas enteras de libros en un sótano de una librería de Boston, con las que no sólo alimenta el estómago, sino su cerebro.

Firmin es el título y el nombre del protagonista de la primera y exitosa novela del filósofo americano Sam Savage, en la que el roedor aprende a leer al alimentarse de las grandes novelas.

"Al principio me limitaba a comer, royendo y masticando tan feliz, siguiendo los dictados de mi gusto. Pero pronto empecé a leer, un poco por aquí, otro poco por allí? Y según transcurría el tiempo fui leyendo más y masticando menos, para terminar pasándome todas las horas de vigilia leyendo y comiendo sólo los márgenes", dice la rata de esta fábula ingeniosa que enseña sobre los poderes redentores, transformadores, prodigiosos y curadores de la literatura.

Sin embargo, esta rata, culta y solitaria, con un hambre insaciable por los libros, refleja nuestra condición humana, a veces mejorable con la simple ayuda de un buen libro.

" Comer libros, entonces, puede ser un medio efectivo para el cambio de comportamiento. Según los adeptos, la biblioterapia es una forma de mostrar que la lectura puede transformarse en un medio para el encuentro con uno mismo y para la obtención de beneficios, no sólo culturales.

Lo que es cierto es que leer un libro ayuda a crecer.

Ginevra Visconti

17 nov. 2008

Declaración de la IFLA sobre las bibliotecas y la libertad intelectual


PRESS RELEASE: for immediate release24 March 1999
by IFLA/FAIFE

La declaración, elaborada por el Comité de Libre Acceso a la Información y la Libertad de Expresión de la IFLA (en inglés Committee on Free Access to Information and Freedom of Expression, FAIFE), fue aprobada por su Comité Ejecutivo en La Haya, Holanda, 25 de marzo de 1999

La Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) apoya, defiende y promueve la libertad intelectual tal y como está definida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

La IFLA declara que los seres humanos tienen el derecho fundamental de acceder a las expresiones del conocimiento, el pensamiento creativo y la actividad intelectual, y de expresar sus opiniones públicamente.

La IFLA cree que el derecho a saber y la libertad de expresión son dos aspectos del mismo principio. El derecho a saber es un requisito para la libertad de pensamiento y de conciencia; la libertad de pensamiento y la libertad de expresión son condiciones necesarias para la libertad de acceso a la información.

La IFLA afirma que el compromiso con la libertad intelectual es una responsabilidad esencial de la profesión bibliotecaria.

Por lo tanto, la IFLA hace un llamamiento a las bibliotecas y el personal de las bibliotecas para que se adhieran a los principios de la libertad intelectual, el acceso sin restricciones a la información y la libertad de expresión, y reconozcan el derecho a la intimidad de los usuarios de las bibliotecas.

La IFLA insta a sus miembros a que actúen para promover la aceptación y la puesta en práctica de estos principios. Al hacerlo, la IFLA afirma que:
Las bibliotecas proporcionan acceso a la información, a las ideas y a las obras de creación. Sirven como puertas de acceso al conocimiento, el pensamiento y la cultura.

Las bibliotecas proporcionan un apoyo esencial a la formación continua, a la toma de decisiones independiente y al desarrollo cultural, tanto de los individuos como de los grupos.

Las bibliotecas contribuyen al desarrollo y el mantenimiento de la libertad intelectual y ayudan a preservar los valores democráticos básicos y los derechos civiles universales.

Las bibliotecas tienen la responsabilidad de garantizar y de facilitar el acceso a las expresiones del conocimiento y de la actividad intelectual. Con este fin, las bibliotecas deben adquirir, preservar y hacer accesible la más amplia variedad de materiales, que reflejen la pluralidad y la diversidad de la sociedad.

Las bibliotecas asegurarán que la selección y la disponibilidad de los materiales y servicios bibliotecarios estén regidas por consideraciones profesionales y no por criterios políticas, morales y religiosas. Las bibliotecas adquirirán, organizarán y difundirán [información y documentación] libremente, y se opondrán a cualquier forma de censura.

Las bibliotecas harán accesibles a todos los usuarios por igual todos los materiales y los servicios. No habrá discriminación por razón de raza, credo, sexo, edad o por cualquier otro motivo.

Los usuarios tendrán derecho a la intimidad y al anonimato. Los bibliotecarios y demás personal de la biblioteca no revelarán a terceras personas la identidad de los usuarios ni los materiales que utilicen.

Las bibliotecas financiadas con fondos públicos y a las que tenga acceso el público defenderán los principios de la libertad intelectual.
Los bibliotecarios y demás empleados de estas bibliotecas tienen el deber de defender estos principios.

Los bibliotecarios y otros profesionales que trabajen en las bibliotecas, asumirán sus responsabilidades tanto con sus superiores como con sus usuarios. En caso de conflicto entre estas responsabilidades, prevalecerá el deber hacia el usuario.

This statement was prepared by IFLA/FAIFE and approved by The Executive Board of IFLA, 25 March 1999, The Hague, Netherlands

15 nov. 2008

El papel aún impresiona


Aunque vivimos en la era de lo digital, existe un valor intrínseco en el papel impreso que va ligado a las emociones. Eso es lo que lo mantiene vigente; lo que hace que sigamos imprimiendo.


¿A qué sabe una manzana de 150 Kb? ¿Besaría unos labios de 1.500 dpi? Seguramente no, porque no se sienten ni saborean. Sin importar qué tan avanzada esté la tecnología, al contacto físico no lo podemos desplazar. Es por ello que las impresiones siguen vigentes en un mundo donde casi todo se ha vuelto digital.

Solo basta con mirar a nuestro alrededor: escritorios atiborrados de papeles, cartas, invitaciones, revisteros que guardan diarios del día de ayer, y justo en este momento, usted sostiene esta revista entre sus manos.

Aunque no nos detengamos a pensar si hemos dejado de imprimir o si vamos a imprimir más, los cambios son evidentes.Por ejemplo, con los emails y pen drives la información se traslada ágilmente sin que la veamos pasar. Por otro lado, el número de fotografías tomadas con cámaras digitales está lejos de ser proporcional a la cantidad que llegamos a imprimir.

Hewlett Packard y su línea de impresión, empiezan a preocuparse por el futuro de las impresiones. De acuerdo con Vyomesh Joshi (VJ) vicepresidente ejecutivo del Grupo de Imagen e Impresión, en una entrevista para Vistazo, señaló que gran parte de sus estrategias se centran sobre lo emocional, sobre aquello que lo digital no puede reemplazar. El ser humano es cuerpo y por ser cuerpo necesita interactuar con sus cincos sentidos: ver, oír, saborear, oler y, sobre todo, tocar.

Soporte de la publicidad
Los campos de aplicación de las impresiones son diversos. Por eso tenemos que preguntarnos hacia dónde va la impresión en cada uno de ellos. En la publicidad, por ejemplo, de acuerdo con Valérie Accary de BBDO Paris, en su ponencia en la conferencia anual de la línea de Imagen e Impresión de HP, lo impreso crea fuertes conexiones con los consumidores. "Nunca van a dejar de estar las vallas, los carteles, los avisos. Son piezas que, casi siempre, necesitan un contacto presencial para funcionar", dijo.
Ella encuentra tres beneficios en la publicidad impresa.
Primero nos habla del valor emocional de las campañas publicitarias.
Las empresas siguen ansiosas por incluir materiales físicos que la gente pueda encontrar en la calle, en una revista o en un periódico.
En segundo lugar, se refiere al impacto que producen imágenes grandes, frases llamativas; que si bien se pueden leer en un computador, no llegan a provocar las mismas sensaciones.
Finalmente, está lo que ella denomina ‘consideración de la gente’. Aunque sabemos que lo único que la publicidad quiere hacer es vender, Valérie dice que lo impreso, lo que llega a nuestra casa, personalizado con nuestros nombres, proyecta respeto, y ayuda construir vínculos de confianza con los consumidores.
Rituales
Aaron Martin, director de autopublicaciones y producción por demanda de Amazon.com, piensa que queda largo rato para el mundo de la impresión. Para él, en la lectura de un libro sucede un ritual que es irreemplazable.La parsimonia con la que tocamos y pasamos cada página, el aroma de un libro nuevo o viejo, la posibilidad de recostarnos en una hamaca mientras nos hundimos en cada página; es un evento que implica un compromiso con aquello que sostenemos entre nuestras manos.

Aunque Amazon lanzó el Kindle, aparato que permite comprar y descargar las versiones digitales de los libros, Martin dice que el producto y el "papel electrónico" están en pañales porque la gente no ha dejado de comprar libros.

Nuestra rutina diaria está conformada por rituales que casi siempre incluyen al papel. Otro de ellos es la lectura del periódico: cuando lo leemos, nuestros brazos forman un ángulo de 90 grados y, tal vez, va acompañado de un café o un comentario de su pareja.
Si bien es cada vez más frecuente escuchar a nuestros conocidos decir que leen el periódico por internet, ninguno de ellos ha cancelado su suscripción mensual del diario. Betsy Morgan, presidenta del Huffington Post, página de noticias, descubre un nuevo fenómeno en el consumo de los medios de comunicación."Los periódicos y las revistas siempre van a estar ahí, pero lo interesante es que con la presencia de los portales de diarios o blogs, las personas suelen imprimir aquella noticia de último momento o ese artículo sobre nutrición que les llamó la atención", dice.

De modo que la era de lo digital obvia ciertos procesos, pero también da paso a nuevos momentos de impresión.

Por su parte, Joe Simon, director de información de Viacom International, en el ámbito empresarial hay ciertas impresiones que ya no se realizan. Los que siguen presentes: memos, facturas, contratos, etc. "Hay personas que tienen hasta más de una impresora en sus oficinas. Todo responde a los pasos necesarios para cumplir con nuestro trabajo", señala Simon.

El valor de la impresión
Para Vyomesh Joshi, de HP, la impresión es la manera más fácil y barata de almacenar la información. "Si quieres guardar algo, por ejemplo, en un CD, puede ser que desaparezca de aquí a unos 10 años. Pero todo lo que imprimiste en papel, aunque envejezca, siempre va a estar ahí. Un álbum de fotos siempre puede ser mirado, además esconde una carga afectiva imborrable", cuenta.

En el debate de las impresiones, no puede quedar aislado el aspecto verde. A mayor número de hojas, más árboles talados, es lo que se dice. Por eso VJ señala que debe existir un valor intrínseco sobre las cosas para que puedan ser impresas. Si no las necesitamos, no deberíamos imprimirlas.

Entonces el sonido de las impresoras está muy lejos de ser acallado. Joshi indicó que para el 2010 se imprimirán 48 trillones de páginas y ese es un número que seguirá creciendo. Nadie puede atreverse a decir que la impresión vaya a alcanzar su declive.

Fuente: http://www.vistazo.com/webpages/impresa.php?edicion=989&sID=8

Biblioteca escolar digital para educación infantil


El Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca, España) ha creado una biblioteca escolar digital de la red, en la que hay un destacado apartado orientado a los más pequeños de la casa. En Biblioteca escolar digital se recogen más de 1.500 enlaces e información relacionados con la educación infantil, primaria y secundaria.
Tanto los propios niños, como padres o profesores pueden acudir a esta web y seguro que encontraremos recursos muy interesantes. Centrándonos en el apartado para educación infantil, tenemos aplicaciones multimedia muy interesantes para que los pequeños se inicien en el mundo musical, o en la informática, y muchos juegos educativos interesantes.

También hay enlaces a otras webs educativas, como algunas de las que ya hemos hablado aquí. ¿Os acordáis del simpático Fantasmín?

El conocimiento de sí mismo y la autonomía personal, el conocimiento del entorno y la adquisición del lenguaje y capacidades comunicativas son los puntos destacados que se pretenden potenciar en esta web educativa. Cuentos y noticias sobre educación infantil la completan.
El fácil manejo de la web, junto a su divertido diseño hacen de ella una herramienta estupenda para aprender y entretenerse.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...